lunes, 1 de febrero de 2016

Tendre banlieue - T04 - El liceo [Mayoneso]


Un nuevo número de esta magnífica serie. Esta vez la narración de Tito nos lleva a nuestra época de liceanos. A quién no le pasó en el liceo el haber tenido que lidiar contra el matón del curso, o haber sido castigado injustamente por algo. Estas y muchas otras situaciones cotidianas están retratadas en esta historia en la que nos reencontramos con algunos de los personajes aparecidos en los álbumes precedentes.

A mí me gusta leer historias ambientadas en el colegio o en el liceo. No sé por qué puesto que nunca, pero absolutamente nunca, me gustó ir al colegio. Fue una tortura que debí soportar hasta que salí de cuarto medio. Es cierto que en los últimos años se me hizo más llevadero, pero mentiría si dijera que era feliz yendo al colegio. De hecho, nunca pude entender cómo mi madre disfrutaba tanto el colegio al punto que cuando salía de vacaciones de verano, se deprimía.

No sé si será de masoquista o qué, pero me gusta leer este tipo de historias. Cuentos como "Los jefes" (Vargas Llosa), libros como "El jugador de rugby" (Oscar Bustamante) y hasta el primer libro de Papelucho, siempre me han gustado. Pero nunca se me pasó por la mente ser profesor. Con tal de no poner nunca más un pie en un colegio. Pero ahora de viejo esa atracción por el mundo, a veces infernal, de los colegios, se me ha acentuado. Mi esposa se burla de mí porque era seguidor de una serie bien ñoña que trataba de la vida en un liceo parisino. Se llama "La philo selon Philippe" y es francamente bien mala, jajaja. Pero no sé por qué me gusta tanto. De hecho, una de las series de historietas que más disfruto es una que no está traducida al castellano y que se llama "Les profs", o sea, los profes. Es muy chistosa y tengo la colección completa.

Bueno, como sea. Esta historia de Tito se desarrolla en un liceo. Los franceses le llaman "bahut" de manera informal. Un bahut es un mueble rectangular, como uno de esos antiguos buffet (lo pronunciábamos "bifé") que había antes en las casas. Desconozco por qué le llaman así los estudiantes franceses al colegio pero puede ser por la forma o por el hecho de estar encerrados en él. En fin, en esta historia lo traduje simplemente por "liceo", aunque también podría haber sido "colegio" o simplemente "cole", para enfatizar el carácter informal del término.

Que disfruten esta nueva historia de la serie Tendre banlieue y los emocione, que es el propósito que el mismo Tito dice buscar con ella. Está en alta definición para deleite de quienes aprecian el arte del dibujante hispano-francés.


3 comentarios:

Cristian Cardenas dijo...

A mi me paso todo lo contrario que a ti Mayoneso....disfrute mucho mi etapa escolar(sobre todo la del Liceo....quiza por las minas,el pololeo,los compañeros amigotes....y hasta por una iñora que vendia dulces,y que estaba bien potable ademas....ups!!),curiosamente ahora no me genera ningun tipo de recuerdos;de echo un muy querido amigo y ex-compañero de curso(uno de los pocos amigos que tengo ademas),''se sintio'' porque no lo ayude a ''reencontrar''a nuestros ex compañeros del Liceo por Facebook....le dije que lo sentia,pero que ya habia pasado mucho tiempo,que desconfiaba profundamente del famoso y enredoso Facebook,yo habia cambiado,y ellos con seguridad no eran ni la sombra de lo que fueron alguna vez,durante la bendita adolescencia....asi que hasta ahi no mas le llego la busqueda nostalgica a mi amigo....lo que si me aburre,molesta e incomoda profundamente,cada dia,cada mes y cada año que pasa....es ''trabajar''....es algo que me desagrada en demasia,y que no haria nunca si tuviera la posibilidad de hacerlo(sueño que pasan rapidito estos siguientes 15 años,y que me llaman de la ventanilla,para pasarme mi miserable,pero agradecido billetito de tatita jubilado....soporto los horarios y la pega en si misma,pero aborrezco compartir con compañeros de trabajo,soportar sus cahuines,pelambres y copuchenteos baratos,o escuchar sus estupidos comentarios futbolisticos,sobre aquellas pichangas de mala muerte que transmiten por el cable,o sentarme a compartir con los jefes,empleados y dueños de empresas,en esas cahuineras y aburridoras celebraciones de fiestas patrias;o peor aun las cinicas y falsas fiestas empresariales de navidad y año nuevo....por lo mismo me mantengo ''independiente y soltero'',cosa de no tener que vivir aquella ''invivible,insoportable,nefasta y desagradable experiencia'',que fue,es y sera ''la vida laboral Chilena''....a lo mejor en otros paises es otra cosa,pero aqui....uuuuff,que pillan,la pachamama y pazuzo me ayuden y libren....saludos,y espero no haber herido susceptibilidades con mi comentario y opinion....

Mayoneso dijo...

Jajaja, me imagino tu negativa a organizar un reencuentro con tus excompañeros del liceo, Cristian. En mi caso, nos juntamos cuando cumplimos 20 años desde que egresamos y, pese a todo, fue divertido. Visitamos el liceo, nuestra sala de clases y después nos fuimos a comer al Hoyo. Pero conservo sólo unos pocos amigos de esa época. Pero se trata de verdaderos amigos.

En cuanto al trabajo, me pasa al revés que con el colegio. No me produce desagrado ir. Es cierto que a veces preferiría tener tiempo libre, pero en general, no me resulta un tormento. Pero debo reconocer que tengo un trabajo que es privilegiado en muchos aspectos. De todos modos, no soy de esos que hacen del trabajo su vida, que hacen de él una pasión. Para mí el trabajo es sólo eso: trabajo. Y también he estado pensando en cuando llegue el momento del retiro. Siempre he dicho que llegados los 65, no seguiré trabajando pero habrá que ver si luego eso es realmente posible. Capaz que hasta suban la edad mínima para jubilar.

Bueno, independiente de que recuerdes con cariño el coñegio o no, espero que te guste esta historieta que está muy bien dibujada y muy bien contada.

Cristian Cardenas dijo...

Que bueno que hayas tomado mi comentario con buen humor Mayoneso,jajajaja....reconozco que en ocasiones puedo sonar muy duro,pragmatico y frio en mis apreciaciones,pero es lo que opino y siento con respecto a muchos temas,y cosas que pasan en la vida.En cuanto a la pega,pocas veces me he sentido a gusto y comodo en un trabajo....a lo mejor son los años,no se....pero cuando era niño en los '70s,o adolescente en los '80s,me encantaba trabajar;me levantaba como resorte a las 5 o 6 de la mañana,para ir al Colegio o Liceo y de ahi a la pega,o al reves....pero ahora....chuuuu,cresta!!....habra que ir no mas!!....menos mal que trabajo con unos amigos,y solo 3 dias a la semana,o los 7 dias de corrido cuando hay una semana completa y llena de pedidos,o un mes completo de buena racha empresarial.Me gusto aquello de que ''el trabajo es solo eso:trabajo'',yo pienso igual....finalizando....buena la idea de Nelson y Mirolo,de ir de caceria o juntarse para chacharear,y pasar un rato agradable en las cercanias del Bio-Bio;ojala se den las cosas....saludos para ti,Mirolo y Nelson....