miércoles, 17 de febrero de 2016

Mampato 218 [Mayoneso]


¡Otra vez a clases! Así reza la portada de este Mampato número 218, correspondiente a marzo de 1974. Fue el año que pasé a tercero básico. A mi hermano y a mí nos pusieron en una escuela fiscal, la número 232, que quedaba a unas cuadras de mi casa y mi profesor jefe se llamaba Ricardo Hamuy.

Nunca me gustó el mes de marzo porque era el mes en que había que volver a la escuela y se nos bombardeaba con mensajes relativos a eso. Tal como sucede ahora, aunque seguramente hoy es peor.

En este número de Mampato trae en su contraportada un horario para el colegio. También está ilustrado por Oskar, tal como la portada. Las lustraciones infantiles de Oskar siempre eran muy bonitas. Me gustaba su estilo.


En este número de la revista continúa el curso de arqueología y el reportaje sobre la ecología. También encontrarán una biografía de Charles Baudelaire, un artículo sobre los mellizos y los gemelos, un reportaje sobre las pirañas y un artículo sobre el kendo, un arte marcial de los samurai.

En cuanto a historietas, junto a la continuación de la historieta de Themo sobre el Viejo Oeste, viene la primera parte de una muy bien dibujada historieta ambientada en África, cuyo autor es Manuel Cárdenas Arce.

Bueno, espero que disfruten este nuevo número de Mampato, aunque a algunos les recuerde el tortuoso retorno a clases en un tortuoso año 1974.

8 comentarios:

Nelson dijo...

Gracias por este nuevo Mampato, Mayoneso, a mí también me vienen esos recuerdos marceros que eran tan desagradables. En plena playita rica y... ¡propaganda de uniformes! ¡AAAj! De este Mampato en particular me recuerdo aún con mucho cariño el artículo sobre Kendo, por cierto en su variante deportiva es todavía popularísimo en su Japón natal, aunque aquí también tiene reducidos pero fieles practicantes. Es que resulta más caro que el Karate o el Kung-fu, por razones de implementos.

SERVANDO dijo...

En esa época había entrado a EM en la misma escuela a la que nuestro amigo Lucho Paredes entró un año después.
Los mampatos esta época los vine a leer mucho después de la desaparición de la revista y me resultan muy nostálgicos.
Una vez hice la calculadora de cartulina que salió en las páginas centrales de un mampato hace relativamente poco tiempo. Lo hice con un ejemplar repetido, pero no la he podido encontrar.

MaGoTo dijo...

Aqui aparece una pagina de Mampato que tanto en Cucalon y en los libros recientemente publicados no se replican correctamente, en cucalon esta borroso y en el libre rehecho en menor calidad.

Conclusion, no hay como tener el original

Mambrú dijo...

Marzo lo asocio al cemento ardiente del patio del colegio, con unos calores insoportables, especialmente cuando había que llevar puesta esa chaqueta sin solapas y de una tela gruesísima que vestíamos todos los escolares de Chile. El solo recuerdo me lleva a la depresión...

Cristian Cardenas dijo...

Para mi la epoca escolar,fue todo lo contrario de la experiencia de Mayoneso y Mambru;en mi caso personal como niño y adolescente,la vida giraba en torno al colegio,liceo y el trabajo en aquellos años,pues como mi madre y mi padre,de los 365 dias que tiene el año,y ellos se lo pasaban peleando 276 mas o menos;para mi el colegio,el liceo y la pega eran un refugio,un oasis y un santuario en donde encontraba paz,alegria,tranquilidad y hasta plata a fin de mes....mejor donde!!??....experiencia totalmente distinta a la que vivio mi hermano,quien al igual que Mayoneso,nunca le gusto el colegio ni el liceo-industrial,y que curiosamente termino teniendo 2 carreras tecnicas y una carrera universitaria....me dio risa el comentario de Mambru referente a esa chaqueta azul de lanilla,sin solapas que vestian los escolares Chilenos de esos años....a mi me cargaba ese ''olor a perro mojado'' que uno agarraba usando dicha chaqueta,a la primera lluvia fuerte que cayera en Santiago....y obviamente tambien en provincias....

Nelson dijo...

Esa chaqueta azul era un pesadilla, y más encima, se usaban pantalones plomos delgados, ¡hasta en pleno invierno! Traspirando en verano, en invierno congelándote las (....), ay no, realmente las cosas que hay que aguantar de niño.

Sergio Agurto dijo...

Recuerdo que este numero tenia las tapas de un
papel mas grueso (reciclado?), asi como hebritas. Y tambien traia un deplegable de Horario de clases. Yo tenia 10 años por aquel entonces.

Unknown dijo...

¿Marzo de 1974?

Puf, aún faltaba mucho para que yo llegase a este mundo.