viernes, 4 de marzo de 2016

Revista Barrabases N° 1 [Doncomic]


Amigos de la comunidad mampatina, celebrando el fin de la primera semana de marzo, qué mejor que disfrutar de grandiosos tesoros. En esta ocasión, y a través de nuestro amigo Sergio Arakaki, podemos disfrutar de este primerísimo número de la revista Barrabases. Ha sido digitalizado por Doncmic, a quien no tengo el gusto de conocer pero cuyos trabajos con las revistas antiguas es encomiable.

En este primer número viene una aventura que conocimos en ediciones posteriores. No recuerdo si en la segunda o tercera época, pero es la historia del partido entre "Barrabases" y el "Unión Chuteadores", en el que Don Pepe apuesta la fuente de soda a que gana Barrabases y en el equipo contrario jugaba el negro Palmatoria.

Más allá de si ya la habían leído como parte de esos refritos habituales que hacía Guido Vallejos, lo importante es el valor histórico de este número. No sé a cuánto lo venderán los buitres habituales que suelen pegar el sablazo con estas revistas antiguas, pero aquí lo podrán disfrutar gratis, y las veces que quieran, gracias a Doncomic y Sergio.

Junto con este ejemplar, Doncomic nos facilita otros dos números, correspondientes ambos también a la primera época. Se trata de los números 59 y 117. Este último trae una portada de Vicar. Además,en ambos encontrarán trabajos de Themo (Cucufato, Cicleto y Ñeclito).




Y aprovechando el impulso, me permito compartir un número de Tío Rico que también digitalizó Doncomic hace un tiempo y que trae la historia de las minas del Rey Salomón. No recuerdo si lo comentamos aquí o no, pero es una de las historietas de Tío Rico que más me gustan. Obviamente, un trabajo del genio Carl Barks.



Tratándose de revistas tan antiguas, es normal que se vea un marcado tono amarillo. Para corregirlo, la mayoría de los visores de historietas tienen herramientas que lo hacen posible. En mi caso, yo leo historietas en un iPad y ocupo un programa que se llama Chunky. Ese programa corrige en forma automática el exceso de amarillo y el tinte de las páginas, sin necesidad de tener que calibrarlo uno mismo y sin alterar físicamente el archivo original, de modo que se preserva tal y como estaba. Es a gusto de cada cual, por cierto. Pongo a continuación una página de esta historia de Tío Rico sin la corrección y con la corrección, para que aprecien la diferencia. Pero depende del gusto de cada cual. A veces leer revistas con páginas amarillentas, también tiene su encanto. Aunque en algunas se justifica bastante más que en ésta que pongo de ejemplo porque se trata de un scan de muy buena calidad en el equilibrio del color original.

Sin corrección

Con corrección

Bueno, muchísimas gracias a Doncomic por estos tesoros y a Sergio por gestionar su publicación aquí en el blog de la Generación de Mampato.


4 comentarios:

Mayoneso dijo...

Comento yo mismo algo que no dije en esta entrada. En el Barrabases 117 viene una historieta de Vicar que se llama " Hipólito y Camilo" y no sé si a ustedes les ocurrió pero la encontré muy parecida a una historia de Máximo Chambonez. No sé quién se inspiró en quién pero la historia de Hipólito es 99% ""chambonezca" ¿qué les parece a ustedes?

Unknown dijo...

En mi opinión, los comics amarillentos tienen un qué-se-yo que los hace más agradables de leer.

Nelson dijo...

Yo estoy de acuerdo con Unknown, hay una magia en leer esas páginas amarillas. Te recuerdan cosas bonitas de tu infancia... todavía no llego a Hipólito y Camilo, por mientras, quería comentar lo que dice el jefe acerca de la historieta Nº 1 de Barrabases. En efecto, en la tercera época, número 1, se re-cuenta la historia como "la llegada de Palmatoria". Hay importantes diferencias entre esta, la original, y la versión redibujada en los 70's. No les voy a reventar sorpresas, pero es un interesante ejercicio comparar ambas versiones.

Nelson dijo...

Acabo de leer la historia de "Hipólito y Camilo" y de verdad, es muy pero muy chambonezca. Y aparte, encuentro el estilo de Vicar en esa historia muy cercano al Themo, sobretodo en la cinética y en las expresiones de los personajes. Se nota la influencia de Themo a la milla, está muy lejos del Vicar definido del Huaso Ramón y similares.