miércoles, 16 de julio de 2014

¿Qué fue de...?

En la sección "Puertas adentro con", fueron entrevistados muchos niños y niñas cuyos talentos y aficiones compartieron con los lectores de Mampato. Siempre me he preguntado qué habrá sido de ellos con el paso de los años. Ya hemos sabido acerca de algunos, como el niño que perdió sus brazos y que luego vivió una vida completamente diferente en Alemania. También supimos del muchacho que anhelaba ser periodista de espectáculos y que en parte alcanzó su objetivo.

Esta vez continuaré con algunos casos aparecidos en el último tomo de Mampato que compartí aquí en el blog. El caso de hoy se publicó en el Mampato 201 y se trata de la historia del niño Gilmar Ramírez, quien tenía una afición por la herpetología, la rama de la zoología que estudia los reptiles, como él mismo lo explicaba en aquellos años, y que pueden leer en el reportaje original de Mampato que reproduzco a continuación.



Allí cuenta cómo se sintió fascinado por el mundo animal en general, y cómo llegó a su pasión por los reptiles. Los dibujaba, los estudiaba, los criaba y difundía entre sus amigos y familiares ese amor por estos extraordinarios seres. Junto a su hermano, con quien aparece en la foto de aquí abajo, fundó el grupo"Víboras mortales", cuya finalidad era promover el respeto al mundo animal y a la conservación de la naturaleza. Por cierto, en una época donde aún la defensa de la ecología no alcanzaba los niveles de hoy.


Buscando en la web, donde pareciera que nadie puede permanecer completamente oculto, supe que el niño Gilmar Ramírez estudió medicina en la Universidad de Chile y hoy ejerce como médico general en la ciudad de Calama. Su afición a la naturaleza y los animales continúa, y lo ha llevado a realizar algunas presentaciones y a publicar un libro sobre la fauna del altiplano y del desierto de Atacama.


Gilmar, nacido en el año 1962 y cuyo padre era un jugador de fútbol, fue bautizado con el nombre del arquero de la selección brasileña de fútbol que ganó la Copa del Mundo jugada en Chile aquel año. Así fue como este niño chileno, amante delos animales, llevó el nombre del célebre arquero del Santos.

El hoy Dr. Gilmar Ramírez no parece haber cambiado tanto. Es fácil reconocerlo en las pocas fotos actuales que se pueden hallar en la web, pero en las que parece reflejar la satisfacción de haber podido canalizar su pasión por la ciencia y el amor a los animales.


8 comentarios:

SERVANDO dijo...

Excelente iniciativa. Me pondré a revisar esa sección.

Unknown dijo...

Extraordinario reportaje. Y como de los sueños de niños se construyen realidades.

Nelson dijo...

Es hermoso ver esos niños de ayer convertidos en adultos realizados y productivos, personas de bien y de aporte a la comunidad en todo el sentido de la palabra. Nunca será exceso repetir que Mampato fue una guía de vida para muchos de sus lectores.

Cristian Cardenas dijo...

Yo intente hacer lo mismo pero la falta de empeño,los malos consejos,las fiestas y una que otra aventurita sentimental sin sentido,me dejaron en el camino por leso..que bueno que el lo logro;y mas encima escribiera un libro decribiendo nuestros reptiles autoctonos,muy bien por el!!....ademas no se convirtio en un flaite,borracho,drogadicto,vagoneta y delincuente mas de nuestro pais,apoyando sus ociosas espaldas en una pandereta cualquiera y pensando a quien cogotear o violar por ahi....

Jenofonte dijo...

No ha cambiado nada, sigue siendo el mismo amante de la naturaleza, además de ser mi médico de cabecera ¡es mi amigo!.

Cristian Cardenas dijo...

Mejor aun todavia si no ha cambiado!!..tu sabes que la vida adulta nos transforma casi todo lo que alguna vez soñamos siendo niños....y si ademas es tu amigo cuidalo mucho;la amistad es otro tesoro que veo perderse en estos tiempos tan vanales y vacios,lleno de realitys y cahuines baratos y denigrantes;en que se le da mas importancia a un celular,un plasma,un autito chino o japones de plastico que lanza al mercado honda,huyndai o toyota,que a una amistad franca,firme,directa y sincera....cuando lo veas felicitalo de mi parte por ser lo que es,aun cuando el no me conoce....saludos!!

Gilmar Ramirez dijo...

Hola: Soy Gilmar y me enteré por unos amigos que mi "Puertas Adentro" salió en este excelente Blog. Estoy emocionado y agradecido por las gentiles palabras de los usuarios,y la dedicación del autor de esta página, sólo espero que muchos de los entonces niños que salieron en la sección hayan cumplido sus sueños que en el caso mío, gracias a mis seres queridos pude lograr.

Cristian Cardenas dijo...

Hola Gilmar!!..soy Cristian,uno de los colaboradores que de tarde en tarde le dan una ''manito''a Don Mayo en la mantencion de este blog dedicado a la revista de nuestra infancia ''Mampato''..es curioso poder conocer de adulto a alguien que uno cada vez que repasa,relee y recorre nuestra vieja y querida revista sigue siendo un niño;no es por dorarte ''la pildora''o hacerme el simpatico contigo,pero desde mi niñez,pasando por mi adolescencia,mi juventud y hasta este justo momento en que vivo mi adultez,siempre recuerdo a ese niño tan parecido a mi en mis sueños y quimeras del ayer;la unica y gran diferencia es que tu perseveraste y lo lograste,yo fui flojo,me deje estar,preferi las fiestas,una que otra chica divertida y fogosa y adios sueños..pero no me siento frustrado,al fin y al cabo la culpa fue solo mia y creo que uno debe asumir sus errores y no andar buscando excusas faciles..Amigo Gilmar,si alguna vez logramos concretar una nueva reunion ''Gola-Gola'',me agradaria mucho poder charlar contigo ''en vivo y en directo'',pues aun tengo muy vivo en mi la pasion que me producen los animales de todo tipo y era geologica;me sentiria honrado en poder compartir tus conocimientos sobre nuestra poco conocida fauna herpetologica,y que tu(si te interesa obviamente)compartas mi fascinacion,busqueda personal,estudio autodidactico y dibujos propios que hago en relacion a los ''therapsidos y otros reptiles mamiferoides del periodo permico-triasico''....no soy dueño de este blog,pero te doy la bienvenida y espero que esta no sea la ultima vez que sepamos de ti y tengamos noticias tuyas..un abrazo;cordialmente....Cristian.