miércoles, 29 de julio de 2009

Cucalón 21 y 22

Hace tiempo que no subía nuevos ejemplares de Cucalón. He decidido subir el tercer tomo pero iré poco a poco, de modo de no descuidar el trabajo de digitalización de los Mampato. De todas formas, estos dos números son en sí mismos muy atractivos. En el número 21 viene la última parte de la historia de Mampato y Xsé contra los verdines, además de una historieta de Máximo Chambónez, a quien literalmente "se le arranca la moto" en esta aventura, jajaja.

El número 22 trae la primera parte de una de las más geniales historietas de Mampato: la de la tiranía de la raza amarilla (ninguna alusión a lo que representará China en el siglo XXI, supongo, jajaja). Es realmente una fantástica aventura. Ciertamente, utiliza algunos temas que son ya universales y que, como he comentado en otra oprotunidad, expresan la visión cultural, moral y política de Themo. Ah, por cierto, no soy de los que se escandalizan al oír la palabra política como si se tratara de una mala palabra. Creo que efectivamente hay aquí en Themo una visión que también es políticamente comprometida, lo que no significa que lo sea partidariamente. ¡Cómo no solidarizar con ese abnegado pueblo de trabajadores que se encuentra subyugado por esos zánganos liderados por el tirano Ferjus! Siempre me ha llamado la atención el modo en que Themo describe el desarrollo de aquellos acontecimientos históricos que llevan a las rebeliones de los oprimidos. No sólo se trata del momento en que los oprimidos deciden rebelarse, cuestión que es para nada evidente, sino además cómo aquellos que han estado al servicio de la tiranía o de los poderosos, viven su propio proceso de toma de conciencia. En esta historia de la tiranía amarilla, es lo que le sucede a la raza de gigantes, los que de verdugos del pequeño pueblo, terminan convertidos en sus aliados en la lucha contra el tirano. Tal como le pasó al huaso Nicasio en la historia sobre la Reconquista, quien pasó de colaborador de los realistas, a ser uno de los que luchó junto a los patriotas.

Como dije, pienso que en este punto Themo retrata muy bien el papel de los distintos grupos y clases que participan en estos grandes procesos históricos. Como asimismo describe muy bien el papel de las clases y grupos de rastreros que viven al servicio de los intereses de los poderosos. Con qué maestría retrata Themo la bajeza moral de esta clase de individuos. Los que se sienten más cómodos besando la bota que los ultraja; los mismos que suelen ensañarse con quienes no son sino sus hermanos en la miseria o la servidumbre. Los hombres-rata de la historia del árbol gigante son un fiel reflejo de esta categoría de individuos; o como sucedía en el planeta del cruel Mong con esa raza de perros rastreros que sólo desean servirle a un amo y recibir gustosos las patadas que éste les propina.

Pero bueno, cada cual puede interpretar esto como quiera. Recuerdo a una cándida compañera de universidad que le gustaba la música de Silvio Rodríguez y siempre se las arreglaba para acomodar a su cándido mundo las letras de algunas de las más combativas canciones del trovador cubano. En todo caso, creo que para Silvio, como en este caso para Themo, la historia que nos han querido contar, cada uno de ellos la ha tenido sumamente clara.

Espero que nadie se ofenda por estos comentarios, especialmente quienes reivindican su condición de "apolíticos", que para Aristóteles sería algo así como definirse "a-humano", jajaja. En fin. No los hago con ninguna oculta intención ni pretendo desacralizar nada. Es simplemente un comentario sobre algo que, al menos para mí, siempre ha sido importante en estas historias que nos regala Themo.


6 comentarios:

Aarón dijo...

Hace tiempo que no venía por estos lados...¡pero siempre hay algo digno que encontrar! Por cierto, si buscan números de Mampato, Sucesos, y otras revistas de esa índole, tengo un dato que les podría servir, acá en Maipú. Y respecto al tema principal, si no me equivoco, tenía entendido que la historia de los mutantes amarillos (lejos, mi historieta favorita de Mampato) justamente apareció en la revista durante el trágico mes de septiembre del 73. ¿Me podría alguien confirmar ese dato?
¡¡Saludos, Mayoneso!!

Mayoneso dijo...

Así es Aarón. Esa historia se publicó en 1973 y el primer Mampato que circuló luego del Golpe de Estado traía el episodio en que Mampato se disfraza de Sicalipto para inflitrarse en el palacio de Ferjus y así recuperar su cinto. Es decir, estaba en pleno desarrollo la conspiración contra el tirano Ferjus y la posterior rebelión de los mutantes.

No me extrañaría que en eso años los censores hayan homologado la historia de Mampato con "la gesta histórica" del "pronunciamiento militar". De lo contrario, la habrían tildado de penetración ideológica del marxismo internacional.

hoffmeister dijo...

bueno con la paranoia de esos siniestros personajes...nada hubiera extrañado, afortunadamente no fue asi.

A.P.Gutiérrez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
A.P.Gutiérrez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
A.P.Gutiérrez dijo...

Hola el link del Numero 22 esta roto.. alguien podria compartirlo?

gracias.