sábado, 26 de agosto de 2017

Jiro Taniguchi: Los guardianes del Louvre [Mayoneso]


Creo haber comentado que el japonés Jiro Taniguchi es otro de mis dibujantes favoritos. La verdad es que hasta antes de conocerlo, no tenía mucha cercanía al manga. Pero en uno de mis viajes me compré y leí "Barrio lejano" y simplemente me maravilló. Tal cual. No sólo por la calidad de sus dibujos, que distan bastante del estilo más habitual de lo que conocía del magna (personajes con caras de niños chicos o con cara de alienígenas). Desde entonces me he leído casi todo lo que ha publicado y he reafirmado mi primera impresión. Se trata de un autor de tremenda calidad, tanto en el dibujo como en el guión. Y lo prefiero a él como guionista de sus historietas, en lugar de algunos de los guionistas con los que ha trabajado. Francamente, creo que no siempre han estado a la altura de la calidad de Taniguchi. pero sigamos. "Barrio lejano" era una historia aparentemente tan trivial pero que escondía lo extraordinario bajo esa trivialidad. No por nada Taniguchi obtuvo  por ella el premio al mejor guión en el Festival de Angoulême de 2003 y el premio a la mejor obra en el Salón del Cómic de Barcelona, en 2004.


Como sabrán, Taniguchi falleció en febrero de este año. Recién hace unos días habría cumplido 70 años de vida. Afortunadamente, fue un artista que gozó del reconocimiento de sus pares y de la crítica especializada. No sólo lo evidencian los muchos premios que recibió sino que en el año 2015 fue el invitado de honor del Festival de Angoulême, el que organizó una exposición monográfica de su obra. Fue la primera vez que Europa reconocía así al japonés y fue un evento a todo dar. El título de la exposición fue elocuente: "Taniguchi, el hombre que sueña".



Lamentablemente no tuve tiempo de homenajearlo aquí en el blog en febrero pasado, pese a que tengo casi todos sus libros. Pero hace unos días fui con mi hijo mayor a la Biblioteca de Santiago y encontré el libro de Taniguchi cuya portada ven aquí arriba, de modo que lo pedí y lo pasé por el scanner.

En este caso, como también sucede en otras obras de Taniguchi, el protagonista vive experiencias que se encuentran en el límite del sueño y la realidad. En esta oportunidad, "Los guardianes del Louvre" cuenta la historia de un japonés que se encuentra de visita en Paris y con una gripe que lo tiene a mal traer. Pero, habiendo tomado un antigripal que lo ha hecho sentirse mejor, decide visitar el museo del Louvre. Por cierto, no será una visita más, de las miles que realizan diariamente los turistas que visitan ese lugar, sino que será una visita en la que el protagonista experimente situaciones fantásticas. En el fondo, será una visita guiada por distintas salas del museo, en las que podrá ver y vivenciar distintas obras y a sus autores (conoce a Van Gogh y a Camille Corot, por ejemplo).

Para los que no conozcan el Louvre, es una bonita manera de saber algo de ese magnífico museo parisino. Qué mejor que mediante las hermosas viñetas de Taniguchi.


Un comentario sobre el color en esta historieta. la verdad es que de lo que he leído de Taniguchi, me quedo con sus obras en blanco y negro. Sin embargo, reconozco que el color en este caso era casi obligatorio. Así y todo, optó por lo que usualmente se llama "colores pastel". El scanner no refleja fielmente las tonalidades del libro. Vaya uno a saber si las de este último son las de los colores que le imprimió Taniguchi a sus viñetas. De todos modos, el resultado es muy agradable a la vista, creo yo.

Está escaneado y editado por mí a1920 pixeles de ancho, para disfrutar en alta definición. Si alguno ha leído ya a taniguchi, podría compartir sus impresiones con nosotros. Quien aún no lo conozca, puede empezar por esta obra. Aunque no creo que sea la más cautivadora. Esa es, como dije, "Barrio lejano".

Algo más que debo decir. Esta historieta fue publicada por Ponent Mon en el formato manga. Esto es, se lee desde la tapa trasera hacia adelante y en el sentido inverso al nuestro. En lugar de leer las viñetas de izquierda a derecha, se leen de derecha a izquierda. En esta edición digital las páginas las dejé en el sentido convencional para nosotros, de modo que la podrán leer como si se tratase de cualquier otra historieta occidental. Pero las viñetas las deberán leer de derecha a izquierda, aunque también de arriba a abajo, como en las historietas occidentales. Eso es todo. Que la disfruten.


138 páginas
103 Mb

3 comentarios:

Jaime Ibarra Arancibia dijo...

Estimado Mayoneso, acabo de leer el cómic de Taniguchi y es realmente impresionante. El que haya dibujado alguna vez un croquis detallado o una vista de alguna ciudad, entenderá el tiempo y la dedicación extrema que lleva hacer cada una de estas viñetas. El trabajo de este maestro es de una sensibilidad exquisita, de un uso del color magnífico y sobretodo de un enorme respeto y homenaje a los grandes maestros de la pintura (la escena con Van Gogh es buenísima) y por supuesto, al fabuloso Museo Louvre que alberga estas grandes obras. Obras que nos recuerdan cuan alta es la vara con la que el hombre debe medirse para llegar a ocupar un lugar en la historia del arte.
Saludo con respeto y admiración al maestro Taniguchi por su maravilloso trabajo y te agradezco a tí por compartirlo
Buscaré "Barrio lejano" para leerlo.

Saludos a todos los mampatinos

Mayoneso dijo...

Qué bueno que te gustó, Jaime. Puedes encontrar Barrio Lejano en el foro del CRG, junto a otras obras de este genial dibujante. No suelo subir material que no haya escaneado yo mismo o que lo haya escaneado alguien que me ha pedido publicarlo en el blog, pero no quisiera someter al tormento del scanner a mi ejemplar del libro. A Taniguchi le tengo mucho cariño y sus libros son de los que conservo con mucho cuidado.

Nelson dijo...

Se ve notable este autor, aunque por el momento tengo una conexion pésima que no me permite bajar el archivo, así que me conformo con la reseña. Ya vendrán tiempos mejores.