martes, 10 de diciembre de 2013

Luc Orient en La puerta de cristal [Biblioteca Mampato Bicentenario]


Alguien preguntó hace unos días por esta aventura de Luc Orient, que fue lo que me animó a terminar de digitalizar las páginas que me faltaban, editarla e incluirla en nuestra Biblioteca Mampato Bicentenario.

Este es el álbum número 12 de esta extraordinaria serie de ciencia ficción creada por Eddy Paape y con guión de Greg. No recuerdo si lo comenté alguna vez pero Paape fue el primero en inaugurar un curso de historietas en Bruselas, en el año 1968. Fue el primero en hacer de la historieta un tema de enseñanza para quienes querían llegar a convertirse en dibujantes profesionales.

Bueno, volviendo a Luc Orient, esta es una serie que Paape publicó en la revista Tintin, donde había ido en búsqueda de nuevos horizontes, luego de trabajar en la revista Spirou, de las Ediciones Dupuis. Así, comienza a dibujar este nuevo personaje cuando tenía 46 años y su estilo alcanza entonces su plena madurez. Atrás quedaron las semejanzas con Jijé o Hubinon y se comienza a reconocer su característico trazo en esta serie protagonizada por el científico Luc Orient y sus colegas de Eurocristal.

Alain De Kuyssche, en el libro "Eddy Paape. La passion de la page d'après" (Le Lombard, 2008) sostiene que esta serie es a la historieta, lo que 2011 Odisea del Espacio es al cine. Ambas introdujeron "la clase" en estos dos artes. Quizás es una exageración, pero es claro que en los dos casos ni Clarke, ni Kubrick, ni Paape, se limitan simplemente a reproducir los lugares comunes de la ciencia ficción de aquellos años.

No sé por qué pero siempre me han gustado los inicios de las aventuras de Luc Orient. Especialmente cuando pareciera reinar la normalidad en la cotidaneidad de los personajes hasta que, en un determinado momento, se produce un giro hacia lo inesperado. Luc sale a comprar cigarrillos y se encuentra con unos visitantes de Terango en plena calle, por ejemplo. Evidentemente este es el estilo de Greg porque también lo he visto en las aventuras de Bruno Brazil. Bruno viendo televisión en una gradable velada, cuando reciben una señal codificada que les anuncia inminentes aventuras en tierras lejanas.

En el caso de "La puerta de cristal", Luc Orient departe un agradable almuerzo con amigos y a la hora del retorno a casa, decide tomar una ruta secundaria para evitar la autopista y sus congestiones. Sabia decisión, ya que el almuerzo estuvo algo regado. Pues bien, el camino por el que van a retornar cruza un bosque en una zona aparentemente abandonada, camino que será escenario de la más increíble aventura. Historias de fantasmas, aparecidos y otras rarezas, pueblan el folclor de esa región. Se habla de una misteriosa puerta de cristal que lleva a otros mundos y otras época y que hace de aquel, un lugar en el que el tiempo, la muerte y la vida no existen ¿Qué habrá de cierto en ello? Podrán averiguarlo leyendo esta entretenida historia de Luc Orient,  que fuera publicada originalmente en la revista Tintin en 1975 y luego como álbum en 1977. Por cierto, editada en alta definición para el pleno disfrute de la vista.

6 comentarios:

Lucho Paredes R. dijo...

Don Mayo... yo creo haber preguntado por esta serie. Siempre me pareció buenísima y no he podido encontrar algunas del mismo personaje, en la Web, que estén en español. he bajado algunas en holandés y en alemán y hasta creo que una con las viñetas en blanco... ahora si que sí.
Muchas gracias... la disfrutaré re-leyéndola.

Nelson dijo...

Héme aquí, profe. Me he leído la aventura, y es impresionante en sus detalles, muy creativa sin dejar de ser culta. Nomás me pasó una cosa, y es que como sabe, busco realizarme como autor y al leer a estos maestros, me queda una sensación de "Gardel ya la cantó" que me da un tanto de pena. A veces parece que ya está todo hecho y entonces... humm, pienso: "¿habrá algo aún qué contar?".

MaGoTo dijo...

Nelson,
"Todo lo que se podía inventar ya ha sido inventado", dijo Charles Duell, Comisario de la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos en 1.899 y ya vez que aún se inventan cosas.

Entonces....

Siempre habrá algo nuevo que contar.

MaGoTo

MaGoTo dijo...

Nelson,
"Todo lo que se podía inventar ya ha sido inventado", dijo Charles Duell, Comisario de la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos en 1.899 y ya vez que aún se inventan cosas.

Entonces....

Siempre habrá algo nuevo que contar.

MaGoTo

Nelson dijo...

Tienes razón, Magoto, hay que seguir dándole y dejando pasar de lado las bajanduras. (¿qué palabra es esa?)

Libros en Fuga dijo...

Una consulta, Estimados, ¿seria posible saber quién tradujo las aventuras de Luc rient al castellano que aparecen en Mampato, y ya que estamos en eso, las de Bruno Brazil? Gracias.