martes, 5 de abril de 2016

Ogú y Mampato en la ciudad azteca


El otro día alguien me pidió que comentara este libro de las aventuras noveladas de Mampato, escritas por una de las hijas de Themo. Es lo que haré en esta oportunidad y que debí haber hecho hace tiempo. Pero bueno, más vale tarde que nunca.

Quienes leyeron el comentario que hice sobre el primero de los libros de Mampato que editó Sudamericana, la historia del Tíbet, recordarán que el libro me pareció bastante débil. Básicamente porque, intentando ser fiel al estilo de las historias que nos narrara gráficamente Themo, cometía una serie de errores un tanto pueriles, como era el abusar de las expresiones graciosas de Ogú, pero simplemente apoyándose en un par de expresiones de aquellas más célebres del gola-gola, utilizándolas inadecuadamente en situaciones en las que no salían muy naturales.

También señalé en aquella oportunidad que faltaba ese toque de genialidad que Themo le imprimía a sus guiones cuando nos sorprendía con esos giros que le daba a la historia en el paso de un episodio a otro y que, por lo general, nos resultaban eso: sorprendentes.

Bueno, en esta segunda entrega de esta nueva colección de las historias de Mampato esos errores no sólo se repiten sino que se agregan otros defectos que hacen de esta breve novela una curiosa pieza de colección pero nada más que eso. En mi opinión, lo peor que tiene esta historia es que nos presenta a un Mampato irreconocible. Simplemente el protagonista de esta historia no parece ser él. Y aporto evidencia de esto.

Para comenzar, en el primer capítulo (página 12 de la edición impresa), se puede leer una afirmación de Mampato respecto a que su hermana Rosita tiene un sentido común que le permite hacer las cosas en el momento oportuno. Por el contrario, Mampato se reconoce allí como "bastante desordenado y acelerado". ¿Puede alguien realmente creer que esas son dos características de nuestro pelirrojo amigo? ¿Vimos alguna vez su cuarto desordenado? ¿Fuimos testigos de que actuara aceleradamente? Al menos a  mí, me parece que no. Más bien diría que Mampato era justamente como toda mamá desearía que fuera su hijo: responsable, ponderado, prudente, estudioso y más bien ordenadito. De manera que, de entrada, esta novela nos retrata a un Mampato desconocido para los mampatinos. Craso error.

Pero además de eso, este Mampato es un individuo relativamente ignorante. Prueba de ello es que cuando cuenta que sus abuelos (no sabíamos que los tuviera) le avisaron a la familia que visitarían una ciudad llamada Tenochtitlán, simplemente Mampato no sabe de qué le hablan. Se trata de "una ciudad con un nombre muy extraño" (página 13) Y agrega, "No sabía dónde quedaba ese insólito sitio" (pagina 13). Nuevamente ¿Alguien creería realmente que Mampato no sabe qué es Tenochtitlán y dónde está ubicada? Basta con saber que va a la escuela, que es estudioso, que tiene alrededor de 14 años y que es ávido lector, para darse cuenta de la falta de verosimilitud de esta novela.

Del mismo modo, en el capítulo 2, página 15, se sorprende cuando sus abuelos le cuentan que en México hay pirámides. La reacción de Mampato  ante esta información es "-¿Pirámides? Pero...¿no fueron a México?". Francamente, no creo que ni siquiera un niño pequeño hoy desconozca que en México y otros países de Centroamética hay pirámides. Máxime cuando este Mampato de la novela no vive en 1968 sino en 2012 pues tiene computador y navega por Internet. Es decir, inverosímil absolutamente el personaje que nos describen aquí.

Más adelante, en el capítulo 4, escucha hablar de los ahuacatl y tampoco sabe lo que son. Está bien, reconozco que podría no saber que se trata de las paltas o aguacates, pero es difícil de creer que así sea, tratándose de quien se trata.

Pero además de ignorante, este Mampato es miedoso. Así, en el capítulo 6, página 38, se asusta cuando le dicen que él y Ogú serán esclavizados por haber cometido una falta. "¿Esclavos? pocas veces he estado más asustado en mi vida". Que yo recuerde, a Mampato le asustó la arpía que se encontró en un desfiladero en la historia del Olimpo, le asustó que Blackie the Killer se enfrentara a un indefenso Ogú en un duelo del Oeste, pero nunca lo vimos asustado ante la amenaza de que sería castigado. No lo consiguió ni siquiera el malvado Ferjus ¿Cómo voy a creer que está muerto de susto porque un azteca le dice que deberá pagar así una falta?

Y agrego más. En el capítulo 7, página 41, señala "la verdad es que me daba un poco de miedo tratar de escapar". Nuevamente, ¿es el mismo Mampato que, actuando con valentía, no con cobardía ni  temeridad, organizaba huidas, fugas y escapes de los más temibles enemigos y lugares?

Del mismo modo, en el capítulo 9, páginas 56 y 57, se conjuga la ignorancia con la cobardía cuando simplemente este desconocido Mampato confiesa que "con un poquitín de susto, le hice a mi amigo una pregunta importante" ¿Y cual era esa pregunta? "-¿Es verdad que se va a acabar el mundo?", a propósito de lo que señala una supuesta profecía azteca. "En verdad tenía mucho miedo", declara el pelirrojo. Evidentemente que el azteca interrogado le dice que no es así pues la piedra del sol, en la que estaría tal profecía, se refiere a un cambio de ciclo cultural. ¡Absurdo! ¡Completamente absurdo que se nos quiera hacer creer que Mampato tiene miedo de una profecía azteca que dice que se va a acabar el mundo! ¡Por favor! Los lectores de Mampato sabemos que no es alguien que haya creído en supersticiones y profecías apocalípticas, ni menos se trataba de alguien miedoso ante cosas así de absurdas. Simplemente me resisto a aceptar a este Mampato que poco y nada tiene que ver con el que conocimos. Y no es que la gente no pueda cambiar. Por supuesto que sí. ¡Es que resulta completamente inverosímil tal tipo de cambio!

Lo que le exijo a un escritor, es verosimilitud. Inclusive tratándose de una narración de hechos extraordinarios o fantásticos, uno espera cierta coherencia, que en este caso tiene que ver no sólo con el carácter de los personajes sino también con el modo en que estos actúan.

Insisto, en esta segunda novela no sólo se cometen los mismos errores de la anterior, con una historia narrativamente muy débil, que repite casi mecánicamente el modelo que vimos en la historia de Rapa Nui pero en versión completamente deslucida. Extremadamente breve y sin ningún elemento que cautive al lector. Francamente, creo que le hace un flaco favor a la preservación de la obra de Themo. El que aparezca él como autor es casi una ofensa ¿Habrá sabido lo que estaba publicándose con su nombre? Probablemente no del todo.

Y si la razón de estas situaciones que nos narra es que se trata de una novela infantil para público infantil, creo que es doble la falta. Básicamente porque es suponer que los niños son ignorantes y estúpidos. Al menos yo, estoy convencido que las historietas de Mampato eran lo suficientemente inteligentes como para que la disfrutaran por igual grandes y chicos. Aquí se aplica aquella frase de la revista Tintin, en el sentido que está dirigida a jóvenes entre 7 y 77 años.

Un último comentario sobre los dibujos. Según la información que aparece en el libro, los dibujos son de Themo. La verdad es que lo dudo. No reconocí en ellos a Themo. Para nada. Más bien todo indica que los dibujó quien figura como colaboradora en las ilustraciones, Rommy Rivera. Habría sido mejor que se reconociera esa autoría de los dibujos y que se señalara que Themo los inspiró, los sugirió, dio las ideas o lo que sea que haya hecho. Lo que tengo claro es que los dibujos no los hizo él. Esto suena un poco a estafa.

Bueno, lamento haber sido tan duro en mi comentario pero es que de verdad me pareció una tomadura de pelo. Dudo inclusive si para un coleccionista fanático valga la pena tenerla. Y eso que yo la tengo en papel y en formato Kindle. Así y todo, me defraudó completamente esta veta del negocio que busca explotar económicamente (lo que no está mal) la obra de Themo.

Sólo espero que se editen las obras genuinas del maestro y que sea con la calidad esperada por todos quienes admiramos su trabajo. Esto otro, mejor olvidarlo.

Para los que han pedido imágenes, les agrego las siguientes que tomé directamente de la versión digital de Kindle. Podrán apreciar que el estilo de dibujo claramente indica que no es obra de Themo.











30 comentarios:

EPILACHU dijo...

...hace un tiempo atras comente mampato en el tibet...y me parecio una estafa de mala calidad y una falta de respeto a la obra de themo lobos.

Fandemampato dijo...

"con un poquitín de susto, le hice a mi amigo una pregunta importante" ¿Y cual era esa pregunta? "-¿Es verdad que se va a acabar el mundo?"

Ademas de bastante tonto, porque el propio mampato ha viajado al siglo 40, ademas se supone que las profecias son mayas.

Cristian Cardenas dijo...

Podrias colocar aunque sea una viñeta,para ver los dibujos y salir de dudas??....por lo que cuentas,malaso pinta la cosa....

Rubén Reveco dijo...

Bien, es muy difícil hacer un comentario sin ver una imagen y desconociendo el argumento. Si la historia es buena, esos pequeños detalles no importarían tanto.

Mayoneso dijo...

El argumento es simple: Mampato viaja con Ogú a Tenotchtitlán, a principios del siglo XVI, y allí conocen a un niño de quien aprenden algunas cosas sobre el imperio azteca. Por desconocimiento cometen algunos actos sacrílegos y por ello son condenados a esclavitud primero, y luego a un sacrificio humano. Entre medio sólo sabemos de algunas costumbres de esos pueblos y pare de contar. Realmente el guión es muy pero muy pobre.

Sobre los dibujos, los agregué a la nota que escribí.

hoffmeister dijo...

Es muy básica esta obra de nuestro Themo...lo que es una lástima por lo grandiosa de su obra.
Dentro de lo malo, el tipo de fuente usada en el libro también me pareció de muy mala elección y poco atractiva para la lectura de un niño. Quizás haber usado la misma tipografía del Maestro hubiera aliviado la lata de leer este falta de respeto a la memoria del Themo.

Cristian Cardenas dijo...

Gracias por colocar las viñetas como ejemplo....creo que el Ogú que aparece junto a Mampato y Rosita,si es de Themo Lobos(Mampato y su hermana creo que no son aquí, obra de Themo)....lo mismo corre para ese Mampato en ''dooble imagen'',yo creo que fue dibujado por el Themo(aún creo reconocer su trazo y su estilo,a pesar de que deben ser sus últimos dibujos....y quizá esa sea la razon principal de ésta obra,tan pobre en comparacion,con todo el extenso material que se le conoció durante decadas:la vejez y el cansancio del hombrón....los años no pasan en vano....

Nelson dijo...

Poco que añadir al comentario del jefe Mayoneso. Por principios releí la novela de marras y estoy de acuerdo con la crítica principal: tenemos un Mampato irreconocible. Miedoso, ignorante y supersticioso, este último el peor de los errores. Si algo señaló a Mampato fue su racionalidad a toda prueba, incluso cuando se enfrentó a los "dioses" del Olimpo, su confianza en la razón científica no flaqueó, y a la larga ganó.

Mampato siempre fue un personaje virtuoso. Encarnó valores en los que Armstrong creyó con firmeza al fundar la revista. Era -y es- un niño sano de cuerpo y de mente; estudioso, buen lector, con sana curiosidad, ingenioso, creativo, con recursos, y encima un buen atleta para su edad. Si alguna vez se mostraba demasiado perfecto, rozando la Mary Sue, don Themo se encargaba de "bajarlo a tierra" con algún recurso ingenioso. El mejor ejemplo es el episodio del "ánima del finado Pereira" en la aventura en la reconquista. Este "Mampato" me recuerda más a Papelucho que al verdadero Mampato, por su tendencia a mandarse condoros y su servidumbre a su hermana menor, que aquí aparece elevada a un papel más propio del Maestro Yoda de la Guerra de las Galaxias.

Una sola objeción le voy a hacer al profe Mayoneso: Mampato tiene... ¿14 años? Me parece exagerado. Yo le calculo como máximo once. Recordemos que está todavía en enseñanza básica, y siendo inteligente como es, no es coherente que haya repetido curso.

Respecto a los dibujos, le diría a Cristián que mi ojo de dibujante dice que ninguno es de Themo. Algunos son copiados a Themo, pero no es su mano. El trazo es distinto en las líneas de tinta y las expresiones, que sí se parecen a los dibujos de los aztecas dentro de la misma obra. Es decir pertenecen todos a la misma mano.

Y para el final quiero dejar otro grave error de esta noveleta. ¡Confunde los Aztecas con los Mayas! Para empezar, fueron los Mayas los autores del calendario que dio que hablar con que el mundo terminaba el 2012, nada que ver con la piedra solar azteca, como bien nos señala Fandemampato. Y al final, Mampato y cía. son condenados a ser arrojados a los "cenotes". ¡NO NO NO! ¡Otra vez error! Los cenotes están en Yucatán, fueron los Mayas quienes los usaron para el sacrificio. Los aztecas sacrificaban víctimas sacando el corazón con un cuchillo de piedra sobre un altar. Para ellos, era esencial alimentar al sol con sangre para que no se apagara. Aparte, celebraban otras ejecuciones brutales como desollamientos, desmebramientos y otras salvajadas que les ganaron el odio de los pueblos vecinos, que felices ayudaron a los españoles a vencerlos, ya que el pueblo azteca llegó a un estado tal que vivían en guerra permanente -la "guerra florida"-, con el único fin de conseguir víctimas para sus sacrificios humanos. Confundir aztecas con mayas es como confundir griegos con romanos, o chinos con japoneses. De haber estado vivo, el Maestro habría puesto el grito en el cielo al nivel de Alaraco.

Finalizando, en la revista conocimos dos Mampatos. El de Themo y el de Oskar. Y harto se criticó a Oskar por deslucirlo. Este tercer Mampato es lejos el más débil. Decir que es "para niños" es un mala excusa para atontonarlo, y además una ofensa a la capacidad mental de los niños. Ojalá por el bien de Mampato y el legado de Themo, que este sea el último libro de la serie.

Mayoneso dijo...

No había reparado en la confusión entre mayas y aztecas. Supuse que los aztecas también eran fuente de inspiración para los profetas del apocalipsis, pero Nelson hace notar que se trata de un tremendo error, de esos que Themo jamás hubiera dejado pasar. Es peor que el ukelele y el "aloha" que los ignorantes de Cineanimadores metieron en la película de Rapa Nui.

A esta novela ilustrada le doy simplemente media merendina.

Migue dijo...

Rommy Rivera..."Joven profesional fue la primera mujer en Chile en animar un largometraje, la película Ogú y Mampato"....eh aquí el nexo por el cual la hija de don Themo la eligio para las ilustraciones de la novela...."inspiradas", habria sido un mejor término.....lo creo más honesto.....

Como dijo don mayo....A esta novela ilustrada le doy simplemente "1/4" de merendina.

Si hay algo que siempre admire del dibujo de Themo, fue el detalle de fondos y paisajes y lo ingenioso y gracioso de las expresiones faciales Y corporales.....cosa que no pudo lograr "CINEANIMADORES".....

EPILACHU dijo...

...acabo de recordar la emocion que senti cuando vi la pelicula de mampato...pero a medida que trascurrio la historia vi como se quebraba la posibilidad de ver a mampato con buenos dibujosy buen guion...la adaptacion al año 2000...mato mi ilusion...me hubiera gustado algo asi como machuca...pero es mi gusto personal

SERVANDO dijo...

Gracias, Mayo por ofrecer esta publicación y el exhaustivo análisis.
Nunca me sentí tentado de comprar esta publicación. Ahora mucho menos.
En cuanto a la edad de Mampato, creo que es algo que Themo dejó en la imprecisión. Creo que esa incógnita no puede ser aclarada con rigor, pues todo depende de la historia en la que nos centremos.
En algunas ocasiones Mampato aparece claramente mayor de 11 años. Su forma de hablar y de pensar demuestran una edad superior. Lo digo porque Themo lo presenta como un muchacho muy estudioso, pero no como un superdotado.
En la historia del Olimpo se ve que tiene, a lo menos, 16 años, pues conoce el "cogito" de Descartes, el cual es estudiado en Filosofía. Esta asignatura se estudia, desde hace muchos años, recién a contar de tercero medio.

Gerardo dijo...

Bueno, la verdad el libro es bastante débil para quienes conocemos a mampato desde sus origenes, y prácticamente nos hemos convertido con los años en algo así como sus más fieles cultores.
Sin embargo, para ser abogado del diablo, quisiera salir en defensa de esta edición... creo que si lo tomamos como un libro para niños que recién están dando sus primeros pasos en la lectura y que desconocen a Mampato y Ogú, es una buena opción para que ingresen a este gran universo... qué mejor que leer este pequeño librito que te puede abrir las puertas a joyas de aventuras que todos nosotros vivimos y ya conocemos...
Por otro lado, los errores cometidos como lo de mezclar culturas aztecas y mayas, es grave claro está... es algo que sucede... Themo tambien los cometió (con o sin intención) en sus inicios, como por ejemplo en la aventura donde mampato conoce a Ogú se aprecian humanos conviviendo con dinosaurios, o bien en las aventuras de los vikingos donde prácticamente todo vikingo tenía un casco con cuernos, cosa que si vemos la historia vikinga ese atuendo nunca fue utilizado por ellos... es simplemente un mito que surgió posteriormente y que fue popularizado en historias modernas.
Con respecto a la ignorancia de mampato al preguntar si se acabaría el mundo... se recuerdan el final de Grecia, cuando el Arúspice augura que pronto "desaparecería de este mundo", Mampato asume que moriría y se despide llorando de Ogú y de la familia y se lo ve muy acongojado esperando el descenlace... bueno, todos podemos dudar de nuestra racionalidad en algunos momentos digo yo...

Bueno, eso por ahora, saludos a todos

Nelson dijo...

Servando, tantas lunas... que bien de tenerte de nuevo por acá. La verdad es que la edad de Mampato es imprecisa, como muy bien dices. Nunca se menciona en que curso va. De hecho al revisar sólo encontré un dato indirecto, la edad de Sicalipto, cuando sus verdugos comentan que "sólo tiene catorce añitos", de donde se podría deducir que Mampato y Rena andan por la misma edad, pero, ¿será igual el desarrollo de los mutantes?

Otro problema es que Themo siempre dibujó a los personajes en proporción infantil. Si observamos, incluso los adultos tienen entre cinco y seis cabezas de altura, una proporción "de caricatura" que se hace agradable al ojo infantil pero produce esas confusiones. Bueno, don Themo nunca lo dijo, quedará en la nebulosa. Sólo nos queda claro que no es un viejito.

Mayoneso dijo...

Debe ser así como dices, Gerardo. Pero hay que reconocer que esto es por el afán de estirar el chicle y seguir explotando comercialmente las creaciones de Themo. Si fuera simplemente un tributo de un aficionado, no tendría reparos pero tratándose de un producto comercial que se quiere vender como obra de Themo, me parece que uno como consumidor tiene derecho a pataleo.

Nelson dijo...

Bueno Gerardo, antes que nada bienvenido al blog. Creo que pensándolo en esos términos, como un Mampato para los más chiquitos de la casa, puede pasar la aventura más bien floja, aunque los errores, como bien dices, es algo más grave. Es verdad, la documentación a veces falla... Don Themo hubo de "sacarse el pillo" toda la vida por ese error de mezclar dinosaurios con hombres primitivos, cosa que estaba de moda en el cine, pero ya sabemos por el registro fósil que jamás fue. Lo de los vikingos es más sutil, de hecho leí por ahí que la culpa es de Wagner, pero, ¿no habrá sido una sutil corrección la escena en que Ogú se pone el casco cruzado porque explica que "al ponerlo al otro lado se le sale al levantar el palito"? (Porque de hecho, es lo que le ocurre a quien ha tratado de luchar con un casco con cuernos).
Muchas veces Mampato se las vio con lo sobrenatural, recordemos la edad media, donde encuentra duendes, ogros y gigantes, y la magia oscura de Morgana. En algunos hubo explicación, en otros no tuvo más remedio que asumir lo inexplicable. Pero el error de este libro consiste en que Mampato ya conoce el futuro de la humanidad (el siglo 40), y por eso creer que el mundo terminaba el 2012 es una clara contradicción a su historia.

Rubén Reveco dijo...

Entonces, ¿no es una historieta del modo convencional? ¿Es una especie de libro ilustrad?

Mayoneso dijo...

Sí, Rubén. Es un libro con ilustraciones. Como libro, es malo. Las ilustraciones tampoco aportan mucho. That's it!

SERVANDO dijo...

Si solo los personajes son de Themo, pero no la historia ni las ilustraciones... ¿qué hace su nombre allí?

MaGoTo dijo...

Hola Amikos,

Me disculpo por mi larga ausencia, como les comenté, las cosas en el norte están difíciles y hoy esta negro oscuro, por lo cual llevo semanas durmiendo nada de nada y por ello ni siquiera he asomado la "Ñata" por acá. Hoy mismo creo somos noticia en televisión.

Pero volviendo a nuestro tema, el que nos une, aún tengo una deuda con ustedes, e club Gola gola que se reunió este verano, me refiero a un pequeño recuerdo que tengo embalado y que aún no llevo al correo, espero hacerlo este viernes tras mi retorno a Santiago.

Sobre esta aventura, les puedo comentar que la portada es en parte Themo, ya que en uno de los "Mampatos" apareció esta ilustración pero como propaganda a la publicación de la revista independiente de "Mampato en la Prehistoria" que se publicó en los años 70. Se tomó ese dibujo y le cambiaron el fondo.

Comparto la gran cantidad de errores de la historia, pero aún así la compre por el mismo sueño que creo que tienen todos, poder ver algo más de Mampato. Themo dejó la vara muy alta y es muy dificil que alguien logre darle continuidad cumpliendo con todos los atributos que tenía cada una de sus obras.

Sobre los dibujos interiores, el dibujo que describe a Ogú y el Mampato doble, son calcados de dibujos del Themo, el resto evidentemente no lo son, es más, carecen de toda gracia al ser demasiado estáticos (muy diferente a lo que ubiera realizado Themo).

Respecto a la historia, complementado a lo dicho, Themo cuidaba mucho de no utilizar e cinto como vía de escape para resolver un problema ya que es usa salida demasiado fácil. Esto le quitó a emoción a la historia, pero bueno, así cmo conservo con mucho aprecio las historieteas creadas por Oskar, que también poseían carencia en el argumento, este libro también lo conservo dentro de mi colección.

Un abrazo a todos,

MaGoTo

Lucho Paredes R. dijo...

Hola a todos... he leido muy detenidamente los comentarios dándome cuenta que solo los conocedores de la obra de Themo podrían destrozar una esta nueva historia de tal manera.
Me parece muy acertado el último comentario del profe que "esto es por el afán de estirar el chicle y seguir explotando comercialmente las creaciones de Themo". Me hizo recordar las obras de Ásterix cuando fueron firmados en solitario por Albert Uderzo tras la muerte de René Goscinny en 1977, dónde ya se notaba el cambio de mano, primero en el humor y luego, las últimas ediciones con los dibujos que terminaron siendo firmados por Jean-Yves Ferry (guionista) y Didier Conrad (dibujante)que poco aportaban a la colección.
Me queda muy claro que no es simplemente un tributo, pienso que efectivamente se trata de un producto comercial que se quiere vender como obra de Themo y, aquí concuerdo plenamente con el Profe, uno como consumidor tiene derecho a pataleo.
Es una lástima.

Mayoneso dijo...

A propósito de lo que hemos comentado sobre este libro, ayer me encontré en la página oficial de Themo en Facebook una serie de comentarios ofensivos hacia MaGoTo y hacia lo que hacemos aquí en el blog. Según esta gente, aquí lucramos con la obra de Themo y más encima ofendemos su memoria. Por eso merecemos querellas y demandas. Realmente lo encuentro inaudito, cuando lo único que hemos hecho es difundir el trabajo de Themo sin ánimo de lucro ni calculando qué beneficios económicos eso podría generar. Y lo paradojal es que esa página de Facebook está llena de material que hemos digitalizado aquí, que nos ha costado tiempo a muchos de nosotros y por el que nunca hemos cobrado ni un solo peso. Y así y todo, tienen la patudez de decir que somos unos sinvergüenzas.

Esa página la administra el mismo tipo que hace cinco años me pidió que le enviara digitalizadas todas las planchas de la historia de los balleneros para llevárselas a Themo y así poder publicar esa aventura. Lo hice sin cobrarle nada, evidentemente. Ni siquiera se me ocurrió pedirle que me enviara un ejemplar del álbum una vez editado. Absolutamente nada. Y así y todo ese mismo tipo dice que somos unos sinvergüenzas.

Me consta que esos guardianes del legado de Themo no sólo visitan este blog sino que se nutren de lo que aquí compartimos. Eso no me molesta, pero que más encima vengan a decir que lucramos y nos aprovechamos del trabajo del maestro, lo encuentro realmente inaudito.

¿Quiénes lucran con el trabajo de Themo, realmente? ¿Quiénes deforman su legado? Al menos yo tengo claro que no es ni MaGoTo ni ninguno de los que hacemos este blog.

Nelson dijo...

Ciertamente les habrá "tocado el ego" el análisis que aquí se hizo de esta obrita, de ahí la agresividad que es la única respuesta del que no sabe asumir sus errores ni menos sus limitaciones. Este libro se vendió en librerías como una obra supervisada y revisada por el mismo Themo, cosa que al analizar sus errores genera una duda muy razonable.

La ofensa es el argumento de los sin argumento; las acusaciones de lucro y de ofender la memoria del Maestro deberían hacérselas mirándose al espejo, los mismos que quieren dar gato por liebre en obras como este citado libro.

Y discutir con mercantilistas siempre es igual. profe Mayoneso. Tienen buena memoria para la plata que les deben, pero pésima memoria para la gratitud. El mismo ejemplo de pedir ayuda para arreglar unas páginas un día y otro día agredir es ejemplo de su inconsistencia moral, propia de quien quiere puro ganar sin dar, ni contribuir al resto de la sociedad.

hoffmeister dijo...

De puro copuchento mire el mentado Facebook...y la verdad me dio bastante risa.

Claramente a nadie le debe gustar que le digan que lo que ha hecho es mediocre o de frentón malo (estoy siendo lo sutil) y como dice Nelson eso debió haberles molestado ya que claramente hay inconsistencias en sus dichos y actos...y para que hablar de la agresividad.

Pero que se puede hacer con eso?, no mucho en realidad. Entrar en una discusión con otras personas donde lo monetario debe ser su fin, es echarle agua al mar.
Por otro lado, si no se cuenta con el talento de alguien que dejó la vara tan alta, creo que es mejor asesorarse, derivar o de frentón no hacer nada.

Creo que todos los que participamos de este humilde espacio en la red, estamos ansiosos a la edición de material del gran Themo, para salir a comprarlo, pero algo que esté a la altura de él (aunque sea de sus periodos más bajos) y no experimentos comerciales.

Los próceres del dibujo que han aportando sus "monitos" e historias en este espacio para ensalzar la memoria de Themo, claramente lo hacen con cualquier fin lo más alejado del lucro.
Para que voy a entrar en lo que es el fan art, cosa que nosotros tenemos muy claro, pero al parecer otros no. Lejos, lejos, todos los ejemplos de esto han ayudado a fomentar y difundir la obra de los artistas y mejorar a la larga sus finanzas. Pero hay gente que no logra ver esto...una pena.

Eso sería, no da para más este tema.


Mayoneso dijo...

Ich stimme dir zu!

EPILACHU dijo...

...Creo que todos aquí estamos de acuerdo!...al leer esos comentarios te das cuenta lo poco de algunas personas para manejar la perpicacia...hablan de lucro con material de themo ...donde no lo hay,todo es amor al arte, pero ¿¡y el lucro con esos libros de mala calidad y la animación de mampato (tipo cartoon network)!?...themo le hubiera gustado ver a mampato así? si en la pelicula en rapanui themo no habia estado contento...porque es lo que mas critican...y segun la familia, eso es lo que mas da pena....yo creo que magoto y todos los que alguna vez compartimos algun material mampatino lo hicimos por el amor a la nostalgia y a que esto se mantenga y no se muera...aparte este es el sitio mas oficial que existe y no me cabe duda que ellos lo saben.

Cristian Cardenas dijo...

Dias atras con el amigo Nelson,comparaba yó éste ''libro-novela con ilustraciones de comics'',con un viejo libro de animales que compré allá por 1976 o 1977,y que contaba mediante no más de 20 buenisimos dibujos,la historia de un león;desde cachorro hasta la vida adulta....realistica y zoologicamente hablando,mi viejo libro de animales,''vale yuyo'' como le contaba a Nelson(creo que desde esos ''ya lejanos 11 años'' que tenia en aquel entonces cuando lo compré,ya lo sabia....pero como los dibujos eran muy buenos,compensaban ''el poco valor cientifico''que mi librito tenia,y que con mayor razón ''en ésta época'' aún tiene)....creo que aquí ocurre algo similar....sin querer ser pedante o despectivo,para mi es sólo ''un libro infantil con algunas ilustraciones o dibujos'',orientado para niños muy pequeños o pequeños....no creo que dé para mas,y quizá para allá estaba dirigido cuando fue pensado,creado y editado.Lo que si me llamo la atención fué la ''virulencia,mala onda,mala actitud y cierta mala clase'',de cierto personajillo del Facebook de Themo Lobos,que azuzaba constantemente a la hija de Lobos,para demandar a MaGoTo,a éste Blog de la Generacion Mampato,y creo yó a casí todos los que de uno u otro modo,hemos colaborado aquí....recuerdo haber visto publicada allí,la famosa carta de ''aquellos niños o puberes de entonces''(1971 según creo recordar),que pedian dibujar a Rena con mas pechos y piernas,y que aquel individuo trato de ''trio de degenerados o depravados'',llegando a buscar e individualizar en aquel blog,a uno de los ''hechores''que escribieron esa carta,hace 45 años atras....por favor!!....a que chiquilla o muchacho,no se revolucionaron las hormonas a esa edad(aún se agitan las mias a los 50 años,y no se van a alterar las de un adolescente)....no se....me parecio un lugar ''habitado por ciertos individuos pacatos,intrigantes e inquisidores''(como algunos que conocí en el Liceo)y que viven dando lecciones de moral al resto de los mortales,pendientes de la paja en el ojo ajeno,y criticando a medio mundo,con ese tipo intrigante llevando la batuta;con la única excepcion de un señor canoso que colocaba algunas portadas de Mampato,y que celebraba y recordaba,los buenos recuerdos que ellas le traian....para que decir ''la actitud'' del tipo que le pidió las planchas a Mayoneso como ''un favor gratuito y sin fines de lucro'',y que luego lo descueró en dicho blog....para mí esto no es nada nuevo,lo viví antes como coleccionista de musica(no diré de que artista,pero algunos ya intuyen cual es el de mi preferencia),por lo mismo me alejé de ellos(muchos....no todos obviamente)viven en un mundo de intrigas,rivalidades,envidias y competencias sin sentido,como cabros chicos con pelota o juguete nuevos....he oido que así es ''el mundo del coleccionista promedio''o de todo tipo de coleccion....pucha que mala publicidad la que nos hacen!!....pero en este mundo Mampatero del 2016,estamos como Vietnam....ellos son ''de allá'' y nosotros ''somos de acá''....una lastima....

Nelson dijo...

Mas que Vietnam, como las dos Coreas, diría yo, estimado Cristián. Creo que lo más sano es eso, precisamente: ellos allá y nosotros acá, pues como bien dijo Pepo, "con rotos de esa clase no se conversa como la gente". Si alguien muestra la bajeza moral y estatura ratonil de esos sujetos ya mencionados, dialogar con ellos es como tratar de enseñarle a volar a un burro. La mentalidad mercantil, creo que lo dije, tiene cero relación con los valores. Para ellos todo es vender, sólo les duele el bolsillo, el resto de los órganos los tienen anestesiados. Pueden dar los discursos morales más empinados con un carerrajismo digno de un Oscar, mientras por dentro lo único que tienen es una calculadora financiera. Su mala clase les pasará la cuenta, en la vida todo se paga, sobretodo cuando para "llegar" se asciende pisando cabezas. Esas mismas cabezas pisadas le devolverán la mano, pisada por pisada, y cuando caigan no los recibirán ni la lona de los bomberos.

MaGoTo dijo...

Hola amigos,
He estado algo fuera de todo el mundo Mampatino, con eso del todo lo que ha ocurrido en el norte, he tenido que asumir otra responsabilidad como mucho más pega, más tiempos de viajo, y por lo mismo (bueno, no lo mismo porque gasto más en viajes), pero, en fin, hasta ahora aún estoy sobreviviendo en el norte.
La observación de Nelson es muy cierta, las proporciones son diferentes y los personajes añadidos distan mucho del estilo de Themo.
Respecto a las ilustraciones que contiene este libro, pedo comentar que la portada fue extraída de una publicidad que salió en la misma revista Mampato sobre la revista “Mampato en la Prehistoria” que se publicaría más tarde, del resto de los dibujos, solo Ogú es un dibujo de Themo recuperad y el Mampato doble está copiado de alguna parte de la revista Mampato también dibujado por Themo, el resto, es evidente que no lo es.
Comparto que no es lo esperado, aun así valoro que exista algo más allá de las aventuras de Mampato.
Respecto a la edad de Mampato, en el Tibet, parece un adolecente o un niño a punto de adolecer, pero eso es más que nada porque Themo ya había pasado por hartas otras obras donde cambió su estilo como todos los dibujantes lo hicieron. Sin duda, Mampato niño congelado en el tiempo, con un razonamiento mayor, es más interesante para quienes crecimos con sus aventuras.
Respecto a los ataques ofensivos, no es un tema para mí, siempre me topo con gente aburrida que no tiene más que aportar a la sociedad que problemas, prefiero invertir mis energías en lo que me gusta mi familia, mi trabajo y en aquellas personas que puedo ayudar. Pero volviendo al tema, tal como indica Mayo, nada de lo que se ha hecho es con fines de lucro, no se buscan ni aplausos ni agradecimientos, sólo nos reúne una unión común, nuestro crecimiento junto a la lectura de Mampato. Sólo hay que recordar que gracias a lo que se ha hecho aquí aportó a que se republicaran las historias de Mampato y eso, es una gran satisfacción para quienes compartimos este pensamiento.
Por cierto, revisé internet y está plagado de dibujos de fans de Mampato, eso me deleita de sobremanera y hasta los colecciono!!!
Agradezco a todos sus comentarios, apoyo y buenas palabras,
Un gran abrazo a todas las personas de buen pensamiento y de grandes valores,
MaGoTo

Nelson dijo...

(Igual, repito aquí comentario puesto en la entrada de Agharta)

Larga vida, Magoto, que la tierra entregue el oro del esfuerzo honesto a quienes la laboran. Como bien dices, los problemáticos no son tema, siempre habrá gente envidiosa del talento ajeno que busque echar barro por despecho a su propia ineptitud. Pero a quienes crean e inventan, el barro no los toca. No les llega, no los alcanza. están demasiado arriba y los lanzabarro demasiado abajo para que siquiera los toquen. A esa gente, como a los trolls, sencillamente ni los leemos, ni tan siquiera los miramos. Ellos se consumen en su propia bajeza, hasta que se les apaga el combustible y se apagan. ¡Larga vida, pueh! Yo se lo que cuesta crear una historia y los muchos pasos que hay que dar, los detalles que hay que cuidar, por eso me saco el sombrero ante tu historia de Agharta, y agradezco tu generosidad de compartirla con los mampatinos. La edad de Mampato se volvió un tema, ¿ah? yo igual pienso que como un niño genio de entre 10 y 11 se ve más interesante, luego la adolescencia trae otro tipo de temas. ¿cierto? que sepa cosas fuera del curriculum escolar no me extraña, pasa leyendo nuestro amigo pelirrojo.

de las ilustraciones, creo que en lo academico pueden cumplir, pero igual, muchas son calcos de Themo. La de Ogú es la pose triunfal que aparece en la historieta de Agú. Supongo que el condoro aztecas-mayas pasará a las historia de lo anecdótico.