lunes, 20 de julio de 2015

Recuerdos de la revista Mampato (Erna Borneck)


Estimados amigos y visitantes de este blog, creado para compartir y preservar la revista Mampato, les traigo un interesante regalo que nos hace llegar Boris Borneck, sobrino de Erna Borneck, quien fuera redactora y subdirectora de la revista en la época que la dirigía Eduardo Armstrong.

Erna Borneck hoy vive en Suiza pero su sobrino guarda varios recuerdos de esa época dorada de Mampato y quiso compartirlos con nosotros, junto a esta hermosa ilustración, que corresponde a la portada del número 32 de la revista y que es obra de Eduardo Armstrong. Boris la encontró junto a los viejos tomos de la revista en la bodega de la empresa de su familia. Cuando Erna Borneck dejó la revista, poco antes de que falleciera Eduardo Armstrong, éste le dio a elegir alguno de los cuadros que adornaban las oficinas de la revista y que correspondían a las portadas de la misma. Ella eligió éste y es el que Boris encontró. Afortunadamente, le dejaron quedárselo y él lo restauró para compartirlo con nosotros.

Sin dudas, se trata de una de las ilustraciones de Armstrong que son reproducciones de la obra de Zdeněk Burian. Quien lo dude, puede ver las ilustraciones del libro "Prehistoric Sea Monsters". Ya hemos comentado aquí cómo Armstrong utilizó para la histórica primera portada de Mampato otra de las célebres ilustraciones de Burian. Por cierto, esto no le resta méritos al talentoso director de Mampato, aunque en esos años pareciera que no se solía reconocer la autoría ajena. Pasaba también con las historietas extranjeras publicadas, de cuyos autores prácticamente no supimos nunca. De hecho, ahora dudo que las historietas franco-belgas hayan sido publicadas con todas las de la ley. El relato de Boris Borneck da indicios del modo en que seguramente operó este asunto, al menos en los primeros años de la revista.


Elasmosaurus (Zdenek Burian)

Pero mejor le dejaré a Boris la palabra para que nos cuente acerca de su tía y su trabajo en nuestra añorada revista, donde relata sabrosas anécdotas y confirma varias de las sospechas que muchos aquí en el blog han planteado sobre la historia tras esta maravillosa revista:

Mi tía Erna Borneck era una joven periodista en la Editorial Lord Cochrane cuando conoció a Eduardo Armstrong, quien la invitó a unirse al equipo de la revista. Su nombre figura ya en el N°2. Llegó a ser subdirectora de la revista y su función principal era escribir el segmento "La historia del Hombre", resumir las novelas que se publicaban en la primeras hojas de la revista, e incluso, en algunos casos, traducir y resumir éstas pues sabía alemán e inglés.

También, y esto me lo contó hace poco, ella tenía que traducir los cómics que se traían de USA, los cuales simplemente se compraban como revista y acá en Chile se fotografiaban todas las hojas, se les borraban los globos de texto y se reescribían en español, según lo indicado por mi tía. Nunca se pagaron o compraron los derechos de autor a los gringos. Piratería total.

Ella, a fines de 1972, pide permiso por un año sin goce de sueldo para viajar por el mundo y, al regreso, la querían de vuelta en la revista reasumía sus funciones.

Estando en Suiza, en casa de una amiga, se le dio la opción de quedarse a estudiar economía y luego su amiga le hacía el gancho para entrar en la ONU como funcionaria. Viendo esta opción, mirando Chile en 1973 que estaba en el suelo y la noticia que Don Eduardo había fallecido, decidió quedarse y nunca más regresó a Chile. Bueno, sólo de vacaciones para visitar a la familia.

Según ella, Don Eduardo siempre quiso al Themo para hacer Mampato, pero éste fue reacio para entrar al equipo hasta que finalmente aceptó, pasándole el personaje al Themo desde donde lo había dejado Oskar Vega. Realmente nunca les gustó el diseño original de Oskar, pues consideraban que era una copia de Astérix. Además, mientras Oskar llevó el personaje, éste sólo lo dibujaba  y era Don Eduardo quien hacía los guiones, lo cual le complicaba mucho la vida pues también tenía que hacer las portadas y dirigir la revista, Al comienzo el equipo era muy chico, que casi nadie tenía tiempo para nada. Pasar la historia de Mampato al Themo era la mejor opción pues él no sólo dibujaba mejor, sino que además se ocupó de la trama, liberando a Armstrong de ese trabajo.

Lo primero que hace Themo es jugar con lo de los viajes en el tiempo pero no tengo claro si eso ya lo tenía pensado Don Eduardo o fue idea del Themo. Pero sí mi tía me dijo que lo del cinto fue idea del Themo, como herramienta para tener opciones de nuevas aventuras y al ser históricas podían ser también educativas.

Ogú es idea total del Themo y no se pretendía que fuera compañero de aventuras permanente. Al llevarlo a la Edad Media la popularidad de Ogú se disparó, pero nadie se percató mucho del asunto hasta que Mampato viaja al Siglo 40 sin él, lo que generó miles de cartas de los lectores demandando el regreso de Ogú. Así, Ogú pasó a ser el compañero permanente de Mampato, pasando a ser más popular que este último.

Themo efectivamente trabajaba en su casa y no cumplía horarios de oficina, como el resto del equipo. Sus retrasos con sus estregas del cómic eran permanentes, pues él se ponía a trabajar sólo cuando le llegaba la inspiración.

Muchas veces Don Eduardo, cachando que el Themo no alcanzaría a llegar a tiempo con las hojas de Mampato para la siguiente entrega, se iba a la casa del Themo y no lo dejaba hasta terminar los dibujos. Incluso lo ayudaba a hacer los trabajos de delineado en tinta y rellenos en negro.

Llegaron a ser grandes amigos y Don Eduardo era el único que lograba que el Themo cumpliera las fechas de entrega. Y el Themo se daba el lujo de hacerles varias bromas medias ocultas a Don Eduardo dentro de los cómics. Tengo identificadas todas las viñetas del Themo donde hace bromas internas del equipo de Mampato, si quieres te las envío.

Luego de la muerte de Armstrong, al Themo la nueva dirección le obligó ha hacer horas de oficina, generando la molestia de éste y su desmotivación, lo que se vio reflejado en que en varios números Mampato no saliera con la aventuras de su personaje principal, o que le dieran permiso a Oskar para hacer algunas historias cortas mientras el Themo se ponía al día con las suyas. Grandes peleas entre el Themo y la Isabel Allende, como directora, se produjeron pues ella no tragaba mucho al Themo y además ella, como feminista, tenía la postura que había que matar a Mampato y poner a Rena como personaje principal, jajaajaja.

Mi tía nunca tuvo mucho trato con la Isabel Allende pues ella en verdad hasta la muerte de Armstrong trabajaba en las oficinas de Revista Paula, y sólo pasaba por Mampato a dejar lo que le correspondía.

Themo y Oskar se odiaron siempre, pues Oskar alegaba que el personaje de Mampato era de él y se lo habían quitado y lo habían relegado a hacer sólo mini Mampatos para las otras páginas de la revista, como en la pagina Juegos, que son todos de Oskar.

Según mi tía, el personaje es de Eduardo Armstrong. Oskar lo diseñó según las indicaciones de éste y copiando un poco a Astérix. La historia era toda de Don Eduardo y el Themo hizo propio el personaje no sólo en sus aventuras sino que también en la línea de dibujo. Hay que considera que originalmente Mampato en verdad se llama Patricio y es muy chiquito como un pulgarcito, cosa que el Themo obvió.

Además, Themo nunca dejó usar sus personajes, como Ogú, a Oskar cuando le dieron permiso de hacer mini historietas de Mampato. Y creo que quedó la gran pelea cuando la Isabel Allende le dio permiso a Oskar de usar Ogú en la aventura en el Viejo Oeste, lo que terminó en que el Themo asumiera la continuación de ésta por derecho.

Creo que Oskar en su aventura de Mampato contra los verdines se vengó de Themo al destruir el planeta de la Verdines, para que Themo no lo pudiera usar nunca más. Y como Oskar estuvo involucrado en la creación de los verdines, lo podia hacer. Pero eso es impresión mía.

Don Eduardo era un excelente retratista, muy culto y muy de mundo. Mi tía lo estimaba mucho. Incluso ella tiene en Suiza una estatuilla griega del periodo clásico, de mármol o algo así, que se la regaló él y que trajo de Grecia. El hacía retratos de muchas figuras importantes del mundo de la época y las enviaba a través de las embajadas para que se las firmaran y enviaran de regreso, logrando juntar una gran colección de sus retratos autografiados.

Eso es todo lo que puedo recordar.

Saludos



22 comentarios:

Ibarra diseño dijo...

Gracias Mayoneso ¡Qué gran aporte de Boris Borneck! interesantes anécdotas que sirven para aclarar la dinámica al interior de la revista.
Y la ilustración de Eduardo Armstrong es una de mis portadas favoritas y más recordadas de Mampato. Qué privilegio tener ese original!
Saludos a todos

MaGoTo dijo...


Es agradable poder leer acerca de como se hacían las cosas en Mampato desde casi primera fuente, muy agradecido de Erna, Boris y Omar por este gran aporte y ojala nos puedan contar más de esa época.

Sin duda alguna, Eduardo es el típico personaje al cual quien trabajaba con él lo hacía con gusto y no por que él era el jefe, el hecho de sentarse a y ayudar al Themo, denota su dedicación entusiasmo y gusto por trabajar con Themo.

Respecto al las diferencias entre Themo y Oskar, es lamentable, pues el trazo de Oskar era muy bueno que junto a la mente de Themo podrían haber logrado muchas otras cosas fuera de Mampato.

Lo de los retrasos, el mismo Themo lo deja en evidencia en una página apaisada que dibujó bajo el título de "CÓMO SE HACE LA REVISTA MAMPATO", donde se dibuja a si mismo, viendo tele, descansando hasta que en el último día "EL JEFE NEGRERO" lo forzaba a cumplir con sus compromisos.

Un abrazo,

MaGoTo

Nelson dijo...

Excelente aporte... que digo, aportazo profe Mayoneso. Realmente don Eduardo era un ilustrador de cinco estrellas. La fuerza que le da a estas criaturas prehistóricas es que corta aliento, la pura verdad. Poco importa que se haya inspirado/copiado a Burian. Igual es una obra maestra de la emoción animal. (La roca solitaria que se yergue en medio del mar le da un "no se qué" de aire surrealista, no sabría explicar qué me produce).

A propósito pero no tanto. ¿conoces las esculturas de Elizabeth Daynes? Es una escultora francesa especialista en reconstrucciones paleontológicas. Ver sus obras es como ver a Burian "en tres dimensiones", tanto por el rigor científico como el arte que le imprime a sus creaciones.

También un gran aporte los recuerdos de Boris Borneck. Son de esos detalles sabrosos que vale la pena atesorar, tanto para humanizar a sus protagonistas como para sacar valiosas lecciones. El tema de la paternidad de Mampato vuelve a saltar a la palestra, igual, yo no imaginaba que Themo y Oskar se llevaran mal, aunque entiendo que se haya sentido "corrido" cuando Don Eduardo le asignó a Themo la historieta. El tema de la pequeñez de Mampato, Themo lo dejó totalmente de lado y de hecho a mí me sorprendió descubrirlo al leer el primer número. Luego la aparición de Ogú lo consagró por completo.

Me llama la atención que Boris confirme la historia de que Isabel Allende quería echarse a Mampato para darle protagonismo a Rena. El propio Themo la describe como "una feminista feroz", aunque yo como historietista y macho feminista (por algo soy el creador de Yara), creo que esas malas actitudes son feminismo de fachada. Desplazar un protagonista siempre debilita la historia original y causa el rechazo. Si hubiera sido feminista habría inventado un personaje nuevo con su propio argumento. Borrar lo que está bien es hacerlo mal dos veces. Por suerte no se concretó.

Bueno, todo por hoy, gran aporte y muchas gracias, saludazos.

Migue dijo...

....Genial el leer hoy de aquellos maravillosos días en que las revistas y las caricaturas maravillaban la imaginacion de los que fuimos niños de esa epoca...es bueno saber de las sabrosas anecdotas que pasaban tras bambalinas entre los creativos...jajaja....humanisa como bien lo dijo Nelson, un tanto a nuestros Dioses de la pluma.....y es bueno saber que compartian el mismo aire que nosotros los humildes mortales....

Gracias Boris y a su Tía Erna por compartir con nosotros tan buenos recuerdos...y a Mayoneso por darlos a conocer en su blog......Saludos.

SERVANDO dijo...

Maravilloso aporte de Boris. Con Mayo conversaba a través de Gmail sobre la posibilidad de rescatar el testimonio de los que trabajaron en Mampato y ahora están repartidos por allí (Juan Cano, Mariola Grez, etc).
Lo que cuenta Boris lo sabía, pues en la visita que hice a la casa de don Themo me enteré de eso, pero no es algo de lo que me gusta hablar.
Ojalá se recojan más testiminio hermosos como este que se publicó. Muchos cariños para la Sra Borneck.

EPILACHU dijo...

excelente documento que nos presenta boris...algunos detalles que cuenta... eran notorios al leer las historias de mampato

hoffmeister dijo...

Mil gracias por este pequeño pedazo de historia!!
Es interesante el poder saber pequeños detalles de la creación de Mampato en sus primeras etapas.....genial sería poder contactar a esta dama y saber más detalles, todo con el fin de saber más de Eduardo y su proceso creativo....es más se me ocurre que ya es hora de que algún buen autor escriba la historia de esta revista, considerando que grandes talentos han pasado por ella (Eduardo, Themno, Lukas, Isabel Allende, Vittorio di Girolamo...etc...etc)

Mil Gracias!!!!

SERVANDO dijo...

Las palabras de Boris dejan en evidencia que, a pesar de la humanidad de todos los integrantes del equipo de Mampato, la gran persona que era Eduardo Armstrong.
Don Themo me confesó que cuando él falleció, ya no se sintió motivado para seguir trabajando. En esa ocasión también dio a entender que Isabel Allende y Oskar no eran santos de su devoción. Pero eso es algo que pasa hasta en las mejores familias.

Borneck dijo...

jajajaja, no esperaba que Mayoneso publicara mi mail tal cual, mi tía me mataría si viera la redacción. Para clarificar una cosa, el cuadro fue restaurado digitalmente, nunca he tocado el original. Tenia algunos daños pues cuando lo encontré tenia el vidrio roto, lo que produjo algunos leves raspones.

Nelson dijo...

Esta perfecta la restauración, no se notan esos raspones que aludes. Contar con un original de Armstrong es algo invaluable y un privilegio que sinceramente admiro. agradezco como no tienes idea que hayas compartido este tesoro, y sí, los recuerdos de Don Eduardo son también un tesoro de guardar. Él era el alma de la revista y es natural que con su partida, también Mampato comenzó a morir de a poquito, a pesar del esfuerzo de quienes continuaron.

hoffmeister dijo...

La parte entretenida de esta historia es a la tía de Boris que le hicieron "gancho" en Suiza pa`entrar a trabajar..ajjaj...está claro que el pituto no es institución exclusiva nacional!!!

Borneck dijo...

Si pero antes de entrar a la ONU, tuvo que estudiar tres años economia, aprender francés, y mantenerse haciendo traducciones, lo del gancho es que una amiga suya que es chilena ya estaba en la ONU y acogió a mi tia, mientras sacaba sus estudios, y despues la ayudo a entrar a la ONU. Entro a la UNCTAD (Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo), supongo que esta tenia predilección por profesionales no europeos.

MaGoTo dijo...

Bueno, esa es la diferencia entre pituto y referencias, ambas muy diferentes y facil de confundir. En mi caso personal, en mi trabajo actual mi jefe me detesta pues soy un empleado impuesto desde otra faena gracias a mis logros ¿eso es pituto o referencia? Ni yo lo se.

Un abrazo.

MaGoTo

Nelson dijo...

Si el jefe te detesta es referencia, y si haces bien la pega, por supuesto que es referencia.

MaGoTo dijo...

Jajahja gracias Nelson, el mayor desafio es dar un vuelco a eso.

Sobre lo que mencionas, es una pena que se haya perdido la revista Mampato. No es solo que no se cuidó, era una epoca dificil.

Ahora que Condorito es mejicano, Mampato, Ogu y Rena deberian pasar a ser reconocidos como los personajes de Chile.

Por cierto, estoy intrigado con cuales son los chistes hacia Eduardo que incluyo Themo en sus historias, solo se de aquelka dobde Eduardo pelea con Ogu y empatan en la edad media

Borneck dijo...

Cuando tenga un ratito le envio a Mayo, la seleccion de viñetas donde estan los chistes internos.

hoffmeister dijo...

Me imagino que claramente tuvo que tener una serie de requisitos y estudios previos...pero el empujoncito se lo dieron igual...en todo caso no es una critica, yo soy de los que apoyan el pituto!...he visto muchas veces selecciones formales de personal con una serie de filtros y el elejido termina siendo un desastre!...el pituto o referencias o como se llame goza de toda mi aprovación.....en todo caso la idea no era salirme del tema.....ojalá podamos saber mas detallea de la revista que es lo valioso del aporte de Boris!

SERVANDO dijo...

Cómo me hubiese gustado conocer a los demás miembros de Mampato. Solo estuve en casa de don Themo una vez, y me trató como un amigo de toda la vida. Soy enemigo de acercarme a figuras públicas y menos tomarme fotos con ella para decir "mira quién está a mi lado" Respetuosamente, lo encuentro una ridiculez. Pero hablar con gente tan valiosa y ajena a la vanagloria es una dicha.
Perdona, Boris lo que voy a decir, pero creo que hay tantas cosas más de los años de tu tía Erna en Mampato que puede contarnos. No desmerezco lo que contaste. Por el contrario, lo disfruté muchísimo. Tal vez nos cuente algo sobre el concurso de los caballitos, el horario que cumplía, etc.

SERVANDO dijo...

Cambiando un poco de tema. Un día caminé por Providencia sólo para encontrar la dirección de Mampato, pero no fue mucho lo que vi. Además me confundí porque buscaba los talleres de los Cerrillos, esos que dibujó Themo en el número 93. ¿Existen todavía? ¿Es posible que alguien fotografíe el estado actual? Yo casi no conozco Santiago (me pierdo, si viajo solo).

Borneck dijo...

lo que escribi es lo que me ha contado a goteo mi tia durante muchos años, incluso algunas cosas puede que ella no me lo contara directamente, si no que a mi viejo, y luego el despues a mi. Una vez le quise hacer una entrevista grabada sobre el tema, pero era un dia antes que ella se fuera de Chile, y me dijo que no, pues primero tenia que darle las preguntas escritas, y luego la entrevista y para eso no había tiempo pues ya se iba. Puede que este verano venga a Chile, vere si anda de ánimos para intentarlo de nuevo. Si quieren me pueden dejar acá preguntas, y vemos como me va.

MaGoTo dijo...

Eso seria grandioso Boris,

Lucho Paredes R. dijo...

Don Mayo... no había entrado hacía tiempo en la página por motivos laborales y me encuentro con esta gran sorpresa. Coincido con todos los comentarios anteriores en cuanto a que es un aportazo. Muchas gracias, también, por compartirlo Boris... estas son las cosas que nos reafirman nuestras impresiones de considerar a Eduardo y Themo como grandes personas disfrutando de su trabajo.

Un pequeño comentario después de ver la foto "familiar" de la época en la que aparece el equipo de Mampato, es destacar la belleza de Erna -con todo respeto-, no se vaya a molestar el sobrino.

slds