sábado, 23 de agosto de 2014

Chancho Cero


Conversando el otro día con nuestro amigo Nelson Monsalves, caí en la cuenta que nunca había publicado aquí en el blog esta historieta de Pedro Peirano. Se trata de la edición ampliada y en tapas duras que salió hace tiempo, con apoyo del Fondart, que conseguí hace años en la Biblioteca de Santiago y que entonces decidí pasar por el scanner. Creo que la compartí en el foro CRG aquella vez y ahora la reciclo para compartirla aquí en el blog, por si alguien no la ha leído o no la tiene.

Yo tengo la versión que editó el diario de Agustín, que recopila varios de los capítulos publicados originalmente en el suplemento Zona de Contacto, de ese mismo diario. Sin embargo, dicha edición solamente incluye una parte de las aventuras que se publican en esta versión, de modo que vale la pena descargarla.

La historieta trata sobre las aventuras (o más bien desventuras) de un grupo de estudiantes de la Escuela de Lobotomía de la Universidad Nacional. Una parodia hilarante de la Escuela de Periodismo de la Chile, en la que inclusive Peirano se tomó la libertad de caricaturizar al ex-decano de la Facultad de Ciencias Sociales, Mario Orellana, quien aquí aparece como el Decano Avellana. 

Sé de muchos egresados de Periodismo de la U que terminaron con un feroz resentimiento contra su alma mater. Hay que reconocer que hasta bien entrada la recuperación de la democracia, la Escuela de Periodismo seguía siendo un lugar deprimente y muy precario. Más encima estaba ubicada a un costado de la Facultad de Economía, lo que agudizaba las enormes diferencias que había entre esos dos mundos que convivían en una misma universidad. Pero Peirano no sólo retrata la mediocridad institucionalizada en las autoridades y profesores de la Escuela de Lobotomía, sino también en sus estudiantes, bien representados por el presidente del Centro de Alumnos de la Escuela de Lobotomía, el Moco Soto. Un caso típico de dirigente apernado y eterno vago.

En fin. Se trata realmente de un relato muy divertido, más allá del carácter autorreferente que tiene. Quizás hay muchos detalles que pasarán inadvertidos para quien no conoció ese submundo del Campus Andrés Bello. Pero les garantizo que se reirán mucho porque el humor sarcástico de Peirano es muy bueno y no se trata de la habitual bazofia que a veces se nos quiere hacer pasar por humor inteligente.


6 comentarios:

Fandemampato dijo...

Me encantaba Chancho 0, es un comic muy bueno, gracias.

Flashback-man dijo...

Gracias por compartir este buen cómic, del ex cerebro de Plan Z. Solo falta que coloques el link que no esta enlazado.

Saludos

Mayoneso dijo...

Arreglado el enlace.

Nelson dijo...

Se agradece el aporte, profe Mayoneso. Yo conocí este comic cuando estudiaba Pedagogía en la Usach, e igual me pegó en los cachos ese mundo de universidad apolillada, decanos corruptos y estudiantado flojo y borracho. Usach era famosa por irse a paro cada año además de sus intercambios pétreos con la fuerza pública. El comic de Peirano rozaba mucho más que el mundo universitario, usaba la contingencia para lanzar sus críticas a todos esos vicios y lacras propias de este chilito querido, tan propias que hemos llegado a verlas como parte del paisaje.

Unknown dijo...

La página arroja error 404 (archivo no encontrado), estimado.

Mayoneso dijo...

Acabo de comprobar el enlace de "Chancho cero" y funciona perfectamente.