domingo, 22 de noviembre de 2009

Ringo tomo 2: La ciudad del miedo [Vance]

Un nuevo capítulo de la serie de western Ringo, del dibujante belga William Vance, que nos ha preparado Fran Solo a partir de los scans que he hecho de Mampato.

Aunque el número 1 que publiqué la semana pasada sólo recibió un par de comentarios, la verdad es que ya lo han descargado 43 personas, por lo que supongo que hay interés en continuar esta serie. Otras veces yo he contado que hubo muchas historietas publicadas en Mampato que yo no leí cuando niño sino que siendo más grande. Esta es una de aquella. Siempre me gustaron las historietas y películas del Oeste. Me imagino que a todos los que fuimos niños en la década del 70 y anteriores, tenemos incorporado en nuestro ADN cultural el gusto por las aventuras del viejo y salvaje Oeste americano. No sé si le pasará igual a los niños de los 80 y de ahí en adelante. Presumo que no, porque el género del western no es hoy lo que fue antes y porque tampoco hay las revistas de entonces. Pero puede que me equivoque. Si algún púber que visita este blog puede aportar información al respecto, se lo agradecería. Pero me tinca que ese tipo de historietas fueron desplazados por las historietas japonesas, básicamente. Géneros como el de superhéroes, ciencia ficción, entre otros, siempre coexistieron con el del western. Sé que en la actualidad hay varias revistas que se siguen publicando en EEUU con historietas de este género pero me parece que no cuentan con sus ediciones similares en América Latina.

Además, el género del western tiene el inconveniente de no ser políticamente correcto en los términos de hoy. El primer episodio de Ringo es prueba de ello porque en él los indios son los malos, desalmados y traicioneros, y es el pistolero blanco, junto a los militares, los que desempeñan el rol de los buenos. Y eso hoy en día debe ser muy mal visto. La verdad es que ignoro cómo lo hará el género para convivir con las nuevas orientaciones normativas a ese respecto pero evidentemente que debe ser un problema para las historietas de western tradicional. Sabida es la historia de que el origen del nombre "Toro" que se le dio al amigo indio del llanero solitario fue una adaptación que permitiera salvar la incomodidad del nombre original en inglés: Tonto.

Pero bueno, lo que me hace dudar a veces de las teorías de la ideología es que aunque de niño leí historietas de western, vi muchísimas películas del mismo género (la mayoría holliwoodenses) y me pasé miles de horas jugando a los vaqueros junto a mi hermano en el patio de mi casa, no creo ser un ejemplo de mentalidad fascistoide, jajaja. O al menos no me doy cuenta. En fin, más allá de lo anecdótico, hay ahí un tema bien delicado y complejo ciertamente, que hemos comentado a propósito de proyectos de revistas infantiles como la revista Cabrochico. En todo caso, las revistas de western me siguen gustando y no me provocan disonancia cognitiva, así que a disfrutar de este nuevo número de Ringo, porque es una serie muy buena, aunque sólo Enrique Chicano y MaGoTo se hayan dignado comentar, jajaja.

La edición está de lujo y se la debemos, se los recuerdo, al amigo Fran Solo. A él pueden hacerle llegar sus comentarios sugerencias o agradecimientos por este mismo medio.

Descargar Ringo tomo 2: Mediafire - Rapidshare - Megaupload

11 comentarios:

Enrique Chicano dijo...

Hola Profe Mayoneso!!!
En verdad que desde el 17 de Noviembre se puso flojo el “comentar los aportes”, creo
que debe ser el acercamiento a final de año y que hay mas actividades que nos quitan tiempo del que le dedicamos al sano esparcimiento con este medio de comunicación.
Porque a los seguidores de este querido blog les queda claro el esfuerzo que significa armar cualquier aporte para luego compartido, y no dudar en agradecerlo… pronto se pondrán al dia jajajajaja. Bueno retomando estas historietas de “Ringo” que nos aporta el amigo Fran Solo y como bien recordabas Profe, era muy divertido pasarse tardes enteras de niño jugando con los vecinos a los Vaqueros el problema era a la hora de decidir quien seria el Indio o el Vaquero jajajaja esa era la primera pelea jajajaja luego
Venia la discusión del disparo certero que te mataba y te eliminaba de juego ¡Te mate!...
¡no la bala no me alcazo a tocar!...¡si si si te toco!! Y ahí le pedíamos la opinión a otro niño Vaquero y quedaba la pelota jajajajaja quien no podría dejar de recordar estas anécdotas jajajaja ahhhhh lo otro que me viene a la memoria y con mucha nostalgia era
Los juguetes acordes a ese tiempo….¿se acuerdan de? La pistola plástica Vaquera con cinturón y con balas blancas plásticas que se colocaban en la nuez de la pistola y salían expulsadas gracias a un fuerte rezote que tenia nuez dentro y lo terrible que era cuando se echaba a perder el mecanismo jajajaja o aquella larga cerbatana India con plumillas
Y tiro al blanco, que solo se pegaban cuando estaban nuevas o los trajes de Zorro con espadas y todo. Bueno gracias amigos Fran Solo, Profe Mayoneso, MaGoto, Jose Antonio Vergara, Mirolo, hoffmeister, dibujos, Rodrigo, Cristián Núñez González, Lilia Valenzuela, Incanus, Luis, ninjakid2, Nextstepcl, franga, alicia, y muchos mas visitantes que se me escapan, realmente este querido blog es como el Cinto Espacio Temporal de Mampato, nos hace viajar con la imaginación y recordar lindos detalles de “nuestra y en común infancia”, un abrazo Mampatinos.
Atte Enrique Chicano

Mayoneso dijo...

¡Qué buenos recuerdos Enrique! Efectivamente recuerdo bien esa pistola de vaquero que era negra, de plástico y con balas blancas que efectivamente disparaba. Y traía el cinto con balas. Muy buena. Para una Navidad me la regalaron a mi hermano y a mí. Gran regalo en verdad.

A propósito de jugar a los vaqueros, tenía una vecina que cuando le tocaba morir, antes limpiaba el suelo, jajaja. La pasábamos retando por eso. ¿Cómo se le ocurría hacer semejante tontera? Y para cabalgar, usábamos escobas viejas. De repente a alguien le regalaban uno de esos caballos de madera o plástico, que era un palo alrgo con una cabeza de caballo en la punta más sus correspondientes riendas, jajaja. Muy entretenido era todo eso.

Ah, y aunque hoy seríamos considerados unos niños políticamente incorrectos, también nos gustaba jugar a la guerra con esas bolsas de soldados que vendían en la feria y que eran del tipo Segunda Guerra Mundial. Unos amigos mayores que yo tenían montado todo un escenario en el jardín de su casa en el que las batallas eran realmente increíbles. Era extraordinario jugar a la guerra, jajaja. Aunque hoy suene mal una frase así.

Enrique Chicano dijo...

Muy divertidos Recuerdos Amigo jajajaja!!!
Después de tus anécdotas simpáticas, también me acorde que cuando nos tocaba Jugar de Indios usábamos como “Tambores de Guerra” las canoas de caída de aguas lluvia del edificio, imagínate los retos que nos daban los mayores por la semejante bulla jajajajaja eso si, nunca le faltábamos el respeto a los adultos cosa que hoy en día lamentablemente se ve muy poco en las generaciones nuevas.
Saludos
Atte
Enrique Chicano

Magoto dijo...

Estoy de acuerdo que el sentido de la guerra no es para jugar, pero para nosotros solo era un juego inocente.

Recuerdo mis soldaditos de plástico con los que jugaba en un gigantesco acopio de arena en el patio, mi abuelo luego se enfurecía pues tenia que colar la arena para poder seguir con la ampliación de la casa.

Conocen Laraquete?, pues yo vivía en la estación de ferrocarriles, un día mi madre viajó a Concepción en tren "contra mi voluntad", entonces agarré mi casco de plástico, mi rifle de plástico y acompañado de mis 5 largos años de edad atravesé los 2 túneles llegando a Chivilingo, (2 Kilómetros?), una vez allí no entendía el porqué no había alcazado el tren, unos matenedores de vía reconocieron al hijo del "jefe" de estación y me retornaron a Laraquete, esa fué una de mis primeras aventuras.

Enrique Chicano dijo...

A lo mas Soldado Ryan amigo MaGoto jajajaaja, a proposito de soldaditos de plastico, que les pareció poderlos ver en acción con todo y hasta ablando en la película de Disney Toy Story?? los encontré genial como yo me los imaginaba de niño cuando jugaba con ellos jajajaja

dibujos dijo...

Cinto espacio temporal, niñez, jugando a los bandidos en la calle con los amigos! genial, lindos recuerdos muy parecidos todos y claro también tube esa pistola negra con las balas blancas y su cinto con cartuchera! Amigo Mayoneso esa idea de politicamente correcto no es de nuestra época es de ahora cuando estamos preocupados con eso por las costumbres de las generaciones actuales de no respetar absolutamente nada, nosotros aprendimos en la escuela, en casa y con Mampato claro, saludos a todos y como siempre agradeciendo lo que hacen para teletransportarnos a nuestra infancia y juventud!

hoffmeister dijo...

Es muy cierto lo que dice el amigo DIBUJOS, lo politicamente correcto hoy, no hay forma de pesarlo con el ayer...por lo demas como dicen varios mampatinos por aca: no me siento ni traumado, ni asesino, ni nada por el estilo. Desgraciadamente las corriento sociosicologicas se van moviendo con los tiempos y se toman experiencias de un individuo como la generalidad muchas veces...quien sabe, de aca a algunas generaciones el ser participe de un blog se sicologicamente sensurado en los niños, por coartarles no se que cosa o inducirlos a otras....en fin!......que experiencia mas maravillosa fue el pasar de la pistola de palo a esa de color negro que disparaba de verdad balas blancas...caramba!!...
Falto en este recuento westeril de niñez mencionar los caballos, nosotros teniamos 2 opciones, uno era el usar sancos con tarros ( el sonido era muy bueno y era lo mas parecido a las huellas de herradura) y la clasica escoba con la pita colgando en forma de riendas ( de hecho Themo al republicar el Cucalon las aventuras del oeste, cambio el princio de la historia, ya sabemos porque, y aparece mampato jugando al oeste en estos geniales caballos!)
Buenos recuerdos...ademas que soy de los que se crio en provincia, con gran patio y tiempo para jugar...asi que el jugar a los vaqueros, indios ( con arcos de rama y flecha con tapita de bebidas!) era cosa de todos los dias....
A proposito, a mi hijo no le prohibo los jugetes belicos en general, ademas, si se mira los jugutes de moda, cuanta violencia implicita existe en ellos?
Bueno aporte!!

hoffmeister dijo...

sorry por la redaccion y la ortografia...es verdad, fin de año y poco tiempo...

mirolo dijo...

Gran tema puesto por Fran Solo en esa reconstitución, gracias, también me acuerdo de esa fascinante pistola negra de balas blancas, que menciona Enrique Chicano, me creía El Llanero Solitario sobre mi caballo de madera....ja ja ja ja....también el rifle de lata con cacha de madera barnizada caoba, que la cargábamos con porotos burros, o los soldaditos de plomo, que gracias a mi hermano mayor podíamos fabricar, comprando en los boliches de reciclaje de metales el plomo de los desagües que derretíamos en un cucharon sopero de lata y vaciábamos en moldes previamente ahumados a vela. Tomando mucha leche para que el plomo no no hiciera mal....ja ja ja .....y listos para jugar con un regimiento de indios y soldados. FANTÁSTICO.....lindos recuerdos. Saludos....mirolo

kraustex dijo...

A mi también me encantan los westerns, los buenos.
William Vance, es un dibujante que siempre me ha gustado mucho.
Quería decirte que este es un blog fenomenal, estoy seguro de que somos legión los seguidores que tienes, aunque algunos no seamos muy dados a comentar, aquí estamos, y apreciamos mucho tu labor; yo también tengo un blog dedicado a los dibujantes de comic, hay pocos comentarios, pero son muchos los correos de dibujantes que confirman que me siguen.
Por cierto puse un enlace a este blog en un lateral de mi blog Historietistas españoles de la A a la Z
Un abrazo y sigue adelante con tu gran labor.

Anónimo dijo...

aunque ya ha pasado algún tiempo desde que este número produjo el debate o comentarios, quiero felicitarles por lo que hacen, que es sencillamente genial, y por la subida a internet de este número de Ringo, personaje que no conozco pero que leeré porque sencillamente amo el género western, ojalá los chicos de hoy pudiesen revivir lo que nosotros de niños vivimos, Tv en blanco y negro, Bonanza, valle de pasiones, Gran chaparral etc, más novelillas vendidas como bolsilibros Bruguera, las del Oeste las leía Papá, las Corin Tellado, Mamá... cuantos lindos recuerdos.